Vértigo

Vértigo

El vértigo es una sensación real que se siente como si usted o su entorno estuvieran dando vueltas. Aprenda lo que puede hacer para aliviar sus síntomas.

El vértigo es la sensación de que usted o sus alrededores están dando vueltas y es un síntoma más que una enfermedad. Esta sensación desagradable se asocia con visión borrosa, pérdida del equilibrio y náuseas.

¿Qué causa el vértigo?

La causa más común de vértigo es el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), que se produce cuando pequeños cristales de carbonato de calcio se depositan en los conductos auditivos después de una lesión en la cabeza o como parte del proceso de envejecimiento. Entonces, el oído interno puede detectar movimiento por error, lo que resulta en una sensación de vértigo. El VPPB suele provocar episodios de vértigo breves pero intensos, que se desencadenan por el movimiento de la cabeza.

La neuritis vestibular o inflamación del oído interno es otra causa de vértigo. Este trastorno del equilibrio suele aparecer repentinamente y provoca una sensación constante de vértigo que a menudo se acompaña de náuseas, vómitos y pérdida del equilibrio. A veces, la neuritis vestibular causa pérdida de audición, lo que resulta en una afección llamada laberintitis.

La enfermedad de Ménière es un trastorno causado por la acumulación excesiva de líquido en el oído. Junto con el vértigo, esta afección provoca zumbidos en los oídos, sensación de plenitud en el oído y pérdida de audición. La enfermedad de Ménière generalmente solo afecta a un oído y los síntomas generalmente ocurren en «ataques».

El vértigo también puede ser causado por una afección neurológica, como una migraña vestibular o un neuroma acústico, un crecimiento no canceroso.

Tratamientos

La buena noticia es que la mayoría de los síntomas del vértigo se resolverán en unas pocas semanas. Sin embargo, como el vértigo puede afectar la calidad de vida, se pueden utilizar varios métodos naturales para aliviar los síntomas y promover una recuperación más rápida.

Rehabilitación vestibular

La rehabilitación vestibular implica realizar diferentes ejercicios y actividades para ayudar al cerebro a darse cuenta de que existe un problema de equilibrio. Esto eventualmente volverá a entrenar al cerebro para compensar el déficit de equilibrio, disminuyendo tanto la intensidad como la frecuencia de los ataques. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tratamiento no funciona de inmediato. Inicialmente, los ejercicios pueden provocar más mareos, pero disminuirán los síntomas si se practican regularmente durante un período de tiempo.

Maniobras de cabeza

Se ha demostrado que la rehabilitación vestibular completada en casa es eficaz para disminuir el vértigo en los participantes, independientemente del sexo y la edad.

Las maniobras de la cabeza en particular se recomiendan para las personas con VPPB, porque las maniobras están diseñadas para desalojar los pequeños cristales en los canales semicirculares. Con frecuencia se sugiere la maniobra de Epley; un estudio de 2005 encontró que la maniobra de Epley alivió los síntomas en el 89 por ciento de las personas en un mes, en comparación con la mejora en solo el 10 por ciento de las personas que no recibieron tratamiento.

Para realizar la maniobra de Epley

Siéntese en una cama con las piernas extendidas.
Mueva la cabeza a un ángulo de 45 grados, de modo que mire a medio camino entre el frente y el costado.
Mientras mantiene esta posición de la cabeza, acuéstese rápidamente de modo que su cabeza cuelgue sobre el costado de la cama. Por lo general, esto provocará la sensación de vértigo y sentirá una sensación más intensa en el lado del oído más afectado.
Permanezca acostado hasta que pase la sensación y luego vuelva a la posición inicial.
Comience de nuevo una vez que el vértigo haya disminuido.
Se sugiere repetir el movimiento de cada lado tres veces al día. Su médico o un fisioterapeuta especializado en rehabilitación vestibular podrá mostrarle cómo realizar correctamente la maniobra.

Ejercicios para el vértigo

Un estudio de 2009 encontró que el tai chi mejoró significativamente los síntomas del vértigo en pacientes que no habían tenido éxito con la rehabilitación vestibular tradicional. Se teoriza que el tai chi es beneficioso porque ayuda a mejorar el equilibrio y la conciencia corporal, ayuda a conectar la mente y el cuerpo y promueve la relajación, y mejora la salud cardiovascular. Por las mismas razones, los tratamientos basados ​​en la atención plena, como la meditación, también pueden ser beneficiosos para mejorar los síntomas del vértigo.

Un estudio reciente también encontró que el uso de la Nintendo Wii Balance Board, una plataforma que detecta el movimiento para controlar un personaje de videojuego, disminuyó los síntomas de vértigo en participantes con neuritis vestibular. El supuesto razonamiento es que, además de promover el movimiento, el uso de este sistema de videojuego proporciona una retroalimentación visual que ayuda al cerebro a orientarse más rápido.

Nutrición

Modificaciones dietéticas

Existe mucha evidencia que sugiere que consumir una dieta baja en sodio y cafeína ayuda a aliviar los síntomas del vértigo, especialmente los causados ​​por la enfermedad de Ménière.

Kim Stinson-Burt, dietista registrada en Nutritionally Your Best con sede en Corner Brook, Newfoundland, explica que “el vértigo es causado por fluctuaciones de líquidos en el oído interno. Si el cuerpo está reteniendo más líquido, que es lo que sucede cuando uno consume demasiada sal, entonces habrá más líquido en todas las áreas del cuerpo, incluido el oído interno, de lo necesario «.

Otras formas de mantener el equilibrio de líquidos son beber mucha agua y abstenerse de alcohol. Algunas personas también informan que reducir la ingesta de azúcar ayuda a reducir los síntomas del vértigo.

Además, Stinson-Burt dice que muchas personas encuentran útil el jengibre, especialmente en forma de té de jengibre. También señala que algunas personas encuentran que el magnesio es útil para aliviar los síntomas. El magnesio está disponible en forma de suplemento, así como en «alimentos con alto contenido de magnesio, como chocolate amargo, frijoles y nueces y semillas».

También ha habido alguna evidencia que sugiere que Ginkgo biloba mejora los síntomas del vértigo. Sin embargo, comuníquese con su médico antes de comenzar con este suplemento herbal, ya que puede interferir con ciertos medicamentos.

Consejos prácticos para aliviar el vértigo

Los síntomas del vértigo pueden hacer que ciertas actividades, como ir de compras y salir a comer, sean desagradables y abrumadoras. Sin embargo, se pueden tomar varias estrategias para mejorar los síntomas del vértigo en la vida diaria.

-Use gafas de sol para reducir el deslumbramiento y el vértigo causado por la luz brillante.
-Use un bastón al caminar o pídale a alguien que lo acompañe para aliviar el miedo a las caídas.
-Evite las distracciones visuales, como los ventiladores de techo y las alfombras con dibujos animados.
-Reduzca las distracciones de audio, usando auriculares que bloqueen el ruido si es necesario.
-Siéntese o párese frente a la persona con la que está hablando para evitar movimientos de cabeza.
-Tómese un tiempo diario para relajarse.


Compartir