Una minoría sustancial de adultos de mediana edad tiene fibrosis hepática

fibrosis hepática

Una minoría sustancial de participantes del Framingham Heart Study, (casi el nueve por ciento), tenía fibrosis hepática (cicatrización) potencialmente significativa desde el punto de vista clínico.

Este es el primer estudio de este tamaño y escala realizado en los Estados Unidos.

Más de 3.000 participantes del Framingham Heart Study de mediana edad (durante un período de tres años) se sometieron a una prueba llamada Fibroscan © o elastografía transitoria controlada por vibración que cuantifica cuánta grasa hay en el hígado y también mide la rigidez del hígado. La rigidez del hígado se correlaciona con el grado de cicatrización del hígado.

«Encontramos que la fibrosis hepática se asoció con más factores de riesgo cardiometabólicos adversos, incluso después de tener en cuenta la grasa hepática, que es un factor de riesgo conocido de enfermedad cardiometabólica.

En particular, observamos que aproximadamente una cuarta parte de los participantes con diabetes tenían evidencia de fibrosis hepática clínicamente significativa «, explicó Long, quien también es hepatólogo en el Boston Medical Center.

Según los investigadores, estos hallazgos apoyan la consideración de la detección de fibrosis hepática en grupos de alto riesgo, aunque se necesitan estudios adicionales para determinar los beneficios / costos de la detección.

«La biopsia de hígado es el estándar de oro para diagnosticar la fibrosis hepática; sin embargo, existen nuevas pruebas no invasivas que pueden ayudar a los médicos a determinar de forma rápida y sin dolor si usted está en riesgo de tener una fibrosis hepática clínicamente significativa».

Si la fibrosis hepática se identifica temprano, antes de que se establezca la cirrosis, es tratable. Long cree que un mayor reconocimiento y conciencia de la fibrosis hepática como consecuencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico permitirá, con suerte, que más pacientes reciban tratamiento para prevenir las complicaciones de la enfermedad hepática avanzada.

Estos hallazgos aparecen en línea en la revista Hepatology.


Compartir