Una dieta saludable puede ayudar a reducir los síntomas de la Esclerosis Múltiple

Dieta saludable

Para las personas con esclerosis múltiple (EM), comer una dieta saludable de frutas, verduras y granos integrales puede estar relacionado con tener menos discapacidad y menos síntomas que aquellos que consumen una dieta menos saludable.

«Las personas con EM a menudo preguntan si hay algo que puedan hacer para retrasar o evitar la discapacidad, y muchas personas quieren saber si su dieta puede influir, pero ha habido pocos estudios que investiguen esto», dijo la autora del estudio Kathryn C. Fitzgerald , ScD, de la Escuela de Medicina Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, y miembro de la Academia Estadounidense de Neurología.

«Si bien este estudio no determina si un estilo de vida saludable reduce los síntomas de la esclerosis múltiple o si tener síntomas graves dificulta que las personas adopten un estilo de vida saludable, proporciona evidencia del vínculo entre los dos».

Seguimiento de dietas

El estudio, publicado en la revista Neurology, involucró a 6,989 personas con todos los tipos de esclerosis múltiple que completaron cuestionarios sobre su dieta como parte del registro del Comité de Investigación de América del Norte (NARCOMS).

La definición de una dieta saludable se centró en comer más frutas, verduras, legumbres y cereales integrales y menos azúcar de postres y bebidas endulzadas y menos carnes rojas y procesadas. Los participantes se dividieron en cinco grupos según lo saludable que era su dieta.

Los investigadores también evaluaron si los participantes tenían un estilo de vida saludable en general, que se definió como tener un peso saludable, hacer actividad física con regularidad, comer una dieta mejor que la media y no fumar.

También se les preguntó a los participantes si habían tenido una recaída de los síntomas de la EM o un empeoramiento gradual de los síntomas en los últimos seis meses e informaron sobre su nivel de discapacidad y la gravedad de sus síntomas en áreas como fatiga, movilidad, dolor y depresión.

Mejor salud física y mental

Las personas del grupo con la dieta más saludable tenían un 20% menos de probabilidades de tener una discapacidad física más grave que las personas del grupo con la dieta menos saludable. Los resultados fueron ciertos incluso después de que los investigadores ajustaran otros factores que podrían afectar la discapacidad, como la edad y el tiempo que tenían esclerosis múltiple. Las personas con las dietas más saludables también tenían alrededor de un 20% menos de probabilidades de tener una depresión más grave que las personas con la dieta menos saludable.

Aquellos con la mejor dieta comieron un promedio de 1.7 porciones de granos integrales por día, en comparación con 0.3 porciones por día para aquellos con la dieta menos saludable. Para las frutas, verduras y legumbres (sin incluir las papas fritas), el grupo superior consumió 3.3 porciones por día, mientras que el grupo inferior tuvo 1.7 porciones por día.

Las personas con un estilo de vida saludable en general tenían casi un 50% menos de probabilidades de tener depresión, un 30% menos de probabilidades de tener fatiga severa y más del 40% menos de probabilidades de tener dolor que las personas que no tenían un estilo de vida saludable.

El estudio también analizó si las personas seguían una dieta específica, incluidas dietas populares como Paleo, planes de pérdida de peso o dietas que se han promocionado en libros de autoayuda y sitios web como beneficiosas para las personas con esclerosis múltiple, como la dieta Wahl. Los investigadores encontraron que el uso general, pasado o actual de estas dietas se asoció con un riesgo moderadamente reducido de mayor discapacidad.


Compartir