Saltar al contenido

Todo lo que necesita saber sobre la paraplejia

    Todo lo que necesita saber sobre la paraplejia

    La paraplejía se refiere a la parálisis que ocurre en la mitad inferior del cuerpo. Puede ser el resultado de un accidente o una enfermedad crónica.

    Las personas con paraplejía tendrán problemas de movilidad y pueden requerir el uso de una silla de ruedas. Sin embargo, existen opciones de tratamiento a largo plazo para ayudar a reducir los síntomas y las complicaciones en las personas con paraplejía.

    Este artículo discutirá qué es la paraplejía, así como las diferentes causas y tratamientos asociados con la afección.

    Definición

    La paraplejía es una forma de parálisis que afecta principalmente al movimiento de la parte inferior del cuerpo. Es posible que las personas con paraplejía no puedan mover voluntariamente las piernas, los pies y, a veces, el abdomen.

    Algunas personas experimentan paraplejía incompleta. Este es el caso cuando la parálisis solo afecta a una pierna.

    Obtenga más información sobre las lesiones de la médula espinal completas e incompletas aquí.

    Otros tipos de parálisis

    Hay varios otros tipos de parálisis. Los profesionales de la salud pueden distinguir entre los diferentes tipos según la gravedad, la ubicación o la tensión muscular.

    Por ejemplo, las diferentes formas de parálisis por su ubicación incluyen:

    monoplejia, que afecta un área, como un brazo
    hemiplejía, que afecta un lado del cuerpo, como el brazo izquierdo y la pierna izquierda
    tetraplejía , que afecta a ambos brazos y piernas
    Síntomas

    Hay muchos síntomas que pueden ocurrir en la paraplejía. A veces, estos síntomas cambiarán con el tiempo o incluso de un día para otro.

    Los síntomas pueden incluir:

    una pérdida de sensibilidad en la parte inferior del cuerpo
    movilidad reducida
    aumento de peso
    depresión
    episodios fantasmas de dolor o sensación en la parte inferior del cuerpo
    dolor crónico
    disfunción sexual
    dificultad con la función de la vejiga y los intestinos
    infecciones secundarias, como úlceras por decúbito y problemas de la piel
    disreflexia autonómica

    Causas

    Las personas con paraplejía suelen tener una lesión en el cerebro o la médula espinal que impide enviar señales a la parte inferior del cuerpo. La pérdida de señalización provoca parálisis de la parte inferior del cuerpo.

    Según el Centro Nacional de Estadística de Lesiones de la Médula Espinal, desde 2015, el 38,3% de las lesiones de la columna han sido resultado de un accidente de vehículo y el 31,6% por caídas. Algunas otras causas comunes incluyen delitos violentos y accidentes deportivos.

    Algunas afecciones crónicas también pueden provocar paraplejía. Las condiciones que pueden causar paraplejia incluyen:

    tumores o lesiones de la columna vertebral o el cerebro
    afecciones neurológicas, como accidente cerebrovascular o parálisis cerebral
    condiciones autoinmunes, como la esclerosis múltiple

    Diagnóstico

    Para diagnosticar la paraplejía, un médico evaluará los síntomas y el historial médico de la persona. También pueden preguntar sobre accidentes recientes y si la persona tiene antecedentes familiares de ciertas afecciones.

    Es importante que establezcan la causa de la paraplejía para determinar las opciones de tratamiento más adecuadas.

    El diagnóstico de la paraplejía generalmente implicará imágenes médicas. Estas pruebas ayudan a los médicos a evaluar el daño e identificar la causa de la parálisis. Por ejemplo, pueden usar una resonancia magnética , una tomografía computarizada o una radiografía.

    Para evaluar el funcionamiento de los nervios, el médico puede usar una electromiografía . Esta prueba mide las respuestas del cuerpo a la estimulación del músculo.

    Tratamiento

    Actualmente no existen tratamientos para prevenir o revertir la paraplejía. Sin embargo, es posible tratar algunos de los síntomas y complicaciones que se presentan. También es posible que algunas personas recuperen el control parcial o total sobre las áreas afectadas con el tiempo.

    Por ejemplo, un médico puede recetar terapia física u ocupacional para ayudar con el dolor y los problemas musculares. La fisioterapia también puede ayudar a una persona a conservar su fuerza y ​​rango de movimiento.

    Los dispositivos para apoyar la movilidad, como una silla de ruedas o un scooter de movilidad, suelen ser necesarios.

    Un médico también puede sugerir algunos medicamentos. Por ejemplo, tomar medicamentos para relajar los músculos puede ayudar con el dolor o los espasmos. Tomar medicamentos anticoagulantes reducirá el riesgo de coágulos sanguíneos.

    En algunos casos, puede ser necesaria una cirugía. La cirugía puede ayudar con la hinchazón y eliminar las lesiones.

    Impacto en el cuerpo

    Con el tiempo, la parálisis puede causar varios problemas en el cuerpo. Estos problemas pueden variar según la gravedad de la paraplejía y las partes del cuerpo a las que afecta.

    Por ejemplo, la parálisis puede provocar espasticidad . Las interrupciones en la señalización a través de la médula espinal pueden causar respuestas musculares hiperactivas. Esto puede causar:

    aumento del tono muscular
    espasmos musculares
    contracciones musculares rápidas
    juntas fijas
    reflejos tendinosos anormales

    Algunos tratamientos para la paraplejía, como los relajantes musculares y la fisioterapia , pueden ayudar con la espasticidad.

    La parálisis también puede afectar el sistema digestivo. Con el tiempo, esto puede causar problemas con las deposiciones. Los problemas van desde el estreñimiento hasta la incapacidad para controlar las deposiciones. Pueden ocurrir problemas similares con la vejiga.

    La paraplejía también puede causar atrofia muscular, que ocurre cuando la masa muscular disminuye. Esto hace que los músculos se vuelvan flácidos y débiles.

    También existe un mayor riesgo de infecciones, como la sepsis . Sin embargo, algunos medicamentos, como los antibióticos , pueden ayudar a reducir el riesgo de estas infecciones.

    Ejercicios

    La fisioterapia es una parte importante del cuidado de las personas con paraplejía. Implicará una variedad de ejercicios y rutinas individualizados.

    Por ejemplo, los ejercicios pueden incluir:

    yoga
    levantamiento de pesas
    aeróbic acuático
    aeróbicos sentado

    La práctica regular de estos ejercicios reducirá el riesgo de atrofia muscular. Hacerlo también ayudará a mantener la movilidad, la fuerza y ​​el rango de movimiento de una persona.

    Resumen

    La paraplejía afecta gravemente la movilidad en la mitad inferior del cuerpo. Puede ser el resultado de una afección crónica o un accidente que cause daño al cerebro o la médula espinal.

    Las personas con paraplejía pueden experimentar complicaciones con el tiempo, como espasticidad. Por lo general, requieren cuidados y tratamientos diarios a largo plazo.

    Actualmente no existe cura para la paraplejía. Sin embargo, existe una variedad de opciones de tratamiento a largo plazo disponibles, que incluyen fisioterapia, medicamentos y cirugía. Estos pueden ayudar a las personas a recuperar el control parcial sobre las áreas afectadas.

    Compartir