Suplementos dietéticos para la dismenorrea ¿son efectivos?

Dolores menstruales

El tratamiento estándar para la dismenorrea incluye medicamentos antiinflamatorios no esteroides (MANE) y píldoras anticonceptivas orales (PCO), que ayudan a reducir la actividad miometrial. Los suplementos dietéticos son una alternativa sugerida, que incluye ingredientes botánicos, vitaminas, minerales, enzimas y aminoácidos. Los investigadores del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad se propusieron determinar la eficacia y seguridad de los suplementos dietéticos para el tratamiento de la dismenorrea.

Buscaron en varios registros y bases de datos ensayos controlados aleatorios de suplementos dietéticos para la dismenorrea primaria o secundaria moderada o grave. Se excluyeron de esta revisión los estudios en mujeres con un dispositivo intrauterino.

Los estudios que compararon otros suplementos dietéticos, placebo, ningún tratamiento o analgésicos convencionales fueron elegibles para el análisis. Los resultados primarios fueron la intensidad del dolor y los efectos adversos. La calidad de la evidencia se estableció mediante los métodos «Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation» (GRADE).

Se evaluaron a 3101 mujeres. Las intervenciones del estudio incluyeron 12 suplementos de hierbas diferentes: manzanilla alemana (Matricaria chamomilla, M recutita, Chamomilla recutita), canela (Cinnamomum zeylanicum, C. verum), rosa de Damasco (Rosa damascena), eneldo (Anethum graveolens), hinojo (Foeniculum vulgare), fenogreco (Trigonella foenum-graecum), jengibre (Zingiber officinale), guayaba (Psidium guajava), ruibarbo (Rheum emodi), uzara (Xysmalobium undulatum), valeriana (Valeriana officinalis) y zataria (Zataria multiflora); y 5 suplementos no herbales (aceite de pescado, melatonina, vitaminas B1 y E y sulfato de zinc) en diversas formas y dosis. Otros comparadores incluyeron diferentes suplementos, placebo, ningún tratamiento y MANE.

Los autores del estudio informaron puntuaciones de dolor (basadas en la escala analógica visual [EVA]) de 0 a 10 puntos o tasas de alivio del dolor, o ambas, en el primer seguimiento posterior al tratamiento. Toda la evidencia se consideró de baja o muy baja calidad.

Solo 4 del total de estudios informaron efectos adversos en ambos grupos de tratamiento. Las principales limitaciones fueron la imprecisión debido a muestras de estudio muy pequeñas, la falta de información sobre los métodos de estudio y la inconsistencia. Los investigadores concluyeron que para algunos suplementos en los que se encontró evidencia de eficacia de baja calidad (fenogreco, jengibre, zataria, sulfato de zinc, aceite de pescado, valeriana, vitamina B1), se justifica más investigación.


Compartir