¿Son saludables las bebidas energéticas?

¿Son saludables las bebidas energéticas?

Desde tiendas hasta gasolineras, las bebidas con tintes de neón llenan los estantes refrigerados. Las marcas están inundando el mercado con aguas mejoradas y bebidas energéticas diseñadas para brindar a los consumidores un impulso líquido de vitaminas y minerales. Pero, ¿son todos esos nutrientes adicionales realmente saludables o seguros?

¿Pueden ser perjudiciales demasiadas bebidas energéticas?

A pesar de que se comercializan como potenciadores de energía o potenciadores de vitaminas, muchas de las llamadas «bebidas funcionales» tienen mala reputación por su alto contenido de azúcar. Pero el azúcar puede no ser el único ingrediente problemático en estos productos.

Un nuevo estudio que analizó 46 bebidas con y sin azúcar encontró que muchas contenían vitaminas B6, B12, niacina y vitamina C en cantidades «muy superiores» a las necesidades diarias promedio de los adultos jóvenes.

Dieciocho de las bebidas contenían más del triple del requerimiento diario de B6, 11 tenían más del triple del requerimiento de B12 y seis tenían más del triple del requerimiento de niacina o riboflavina.

Si bien es difícil consumir demasiadas vitaminas y antioxidantes de alimentos integrales, muchas marcas populares de bebidas en el mercado contienen cantidades excesivas en una sola botella.

¿Cuánto es demasiado?

Muchas personas ya toman un suplemento multivitamínico o dietético, y muchas de esas personas también consumen alimentos y bebidas enriquecidos con nutrientes adicionales. Los alimentos básicos de uso diario, como la leche, los cereales y el pan, están fortificados con todo, desde vitaminas A y D hasta ácido fólico y niacina. Pero un estudio encontró que los estadounidenses que tomaban vitaminas y suplementos ya obtenían grandes cantidades de nutrientes de los alimentos. Sin mencionar que los consumidores de suplementos ya tenían la prevalencia más baja de deficiencias de vitaminas para empezar.

No solo los devotos de las multivitaminas se exageran con las sustancias saludables: otro estudio reciente encontró que muchas personas están excediendo los límites seguros de ingesta de nutrientes establecidos por el Instituto de Medicina. Entre estos nutrientes se encuentran antioxidantes como las vitaminas A, C y E. Aunque el cuerpo necesita antioxidantes para neutralizar los radicales libres que pueden dañar las células y su ADN, el consumo excesivo de antioxidantes puede provocar graves problemas de salud. Demasiada vitamina A se ha relacionado con defectos de nacimiento, mientras que el exceso de vitamina E puede aumentar el riesgo de hemorragia.

Aunque las multivitaminas en todas sus formas a menudo se comercializan como remedios profilácticos para una variedad de enfermedades, es posible que no haya suficiente evidencia para respaldar las afirmaciones.
Un gran estudio que analizó datos de más de 6.000 pacientes con enfermedades cardíacas tratados diariamente con vitamina B o un placebo durante un período de siete años encontró que aquellos que recibieron ácido fólico y B12 tenían tasas de mortalidad y cáncer más altas.

Una revisión de 78 ensayos clínicos en los que participaron 300.000 personas encontró que los suplementos antioxidantes como el betacaroteno, la vitamina A y la vitamina E también aumentaron la mortalidad.

Compartir