¿Son los alimentos picantes la clave para una vida más larga?

Chiles, alimentos picantes

Comer alimentos picantes con más frecuencia como parte de una dieta diaria se asocia con un menor riesgo de muerte prematura, según un nuevo estudio.

Investigaciones anteriores han sugerido que los efectos beneficiosos de las especias protegen contra una variedad de enfermedades, desde intoxicación alimentaria hasta enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Entonces, un equipo internacional dirigido por investigadores de la Academia China de Ciencias Médicas examinó la asociación entre el consumo de alimentos picantes como parte de una dieta diaria y el riesgo total y las causas de muerte.

Siguieron a 487,375 personas, de 30 a 79 años, durante siete años, buscando específicamente las causas de enfermedad y muerte.

Todos los participantes en el estudio del British Medical Journal completaron un cuestionario sobre su salud general, medidas físicas y consumo de alimentos picantes, carnes rojas, vegetales y alcohol.

Aquellos con antecedentes de cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares fueron excluidos del estudio y se tomaron en cuenta factores como la edad, el estado civil, el nivel de educación y la actividad física.

Protección contra enfermedades comunes

En comparación con los que consumieron alimentos picantes menos de una vez a la semana, los que consumieron alimentos picantes 1 o 2 días a la semana tuvieron una reducción del 10% en el riesgo de muerte por cualquier causa durante el transcurso del estudio. Aquellos que comían alimentos picantes de 3 a 5 y 6 o 7 días a la semana tenían un 14% menos de riesgo de muerte.

La asociación fue similar tanto en hombres como en mujeres, y fue más fuerte en aquellos que no consumieron alcohol.

Comer alimentos picantes con mayor frecuencia como parte de la dieta diaria también se asoció con un menor riesgo de muerte por causas específicas como cáncer y enfermedades isquémicas cardíacas y respiratorias, aunque su efecto fue más evidente en mujeres que en hombres.

Los chiles frescos y secos fueron las especias más comúnmente utilizadas entre quienes informaron comer alimentos picantes semanalmente, y un análisis más detallado mostró que los que consumían chiles frescos tendían a tener un menor riesgo de muerte por cáncer, cardiopatía isquémica y diabetes.

Ingredientes bioactivos

Es probable que algunos de los ingredientes bioactivos del chile impulsen esta asociación, explican los autores, y agregan que el chile fresco es más rico en capsaicina, vitamina C y otros nutrientes. Pero advierten contra pensar en el chile como una especie de panacea.

Sin embargo, este estudio se suma a un creciente cuerpo de investigación que sugiere que las especias, debido a sus altos niveles de antioxidantes y propiedades antimicrobianas, pueden ayudar a combatir el cáncer y otras enfermedades. Otra evidencia ha sugerido que los chiles pueden tener propiedades para combatir la grasa y esto también puede contribuir a su poder protector.

Los autores del estudio sugieren que más investigación puede «conducir a recomendaciones dietéticas actualizadas y al desarrollo de alimentos funcionales».


Compartir