Sangrado vaginal al principio del embarazo

embarazo

Entre el 20 y el 40 por ciento de las mujeres experimentan sangrado vaginal durante el primer trimestre de su embarazo. El sangrado vaginal incluye manchado (sangrado muy leve que varía en color de rosa claro a rojo y marrón), así como sangrado más abundante, a veces lo suficiente como para empapar múltiples toallas sanitarias. El sangrado puede ir acompañado de calambres abdominales.

Pero el sangrado vaginal al principio del embarazo no es necesariamente motivo de alarma. Te explicamos sus causas y cuándo buscar atención médica.

¿Qué puede causar sangrado vaginal?

El sangrado vaginal al comienzo del embarazo es muy común. Aquí hay algunas razones por las que ocurre:

Sexo. Más sangre fluye al cuello uterino durante el embarazo, por lo que no es raro experimentar manchas después del coito.

Inflamación cervical. Las infecciones vaginales, como candidiasis, vaginosis bacteriana o una infección de transmisión sexual como gonorrea, clamidia, herpes genital o tricomoniasis, pueden inflamar el cuello uterino y provocar sangrado. Es importante hacerse una prueba de detección de EST al principio del embarazo o antes de quedar embarazada.

Pólipos cervicales. Los crecimientos benignos, o pólipos, en el cuello uterino pueden crecer más rápidamente durante el embarazo. El ectropión cervical, una anomalía física generalmente benigna del cuello uterino, también puede causar hemorragia.

¿Puede ser un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo es un embarazo que termina antes de la semana 20 de gestación. Algunas estimaciones sugieren que hasta el 20 por ciento de los embarazos conocidos terminan en aborto espontáneo, e incluso más embarazos resultan en aborto espontáneo antes de que una mujer se dé cuenta de que está embarazada.

El sangrado vaginal, especialmente si se acompaña de calambres abdominales, puede ser un signo de aborto espontáneo y se clasifica como una «amenaza de aborto espontáneo» o un «aborto espontáneo inevitable». Si su cuello uterino está cerrado y el sangrado vaginal es el único síntoma que está experimentando, es probable que esté experimentando una amenaza de aborto espontáneo. Esto significa que el embarazo no ha terminado, a pesar del sangrado vaginal, y puede que termine o no en el futuro. Un aborto espontáneo es inevitable si el cuello uterino está dilatado, el sangrado aumenta y hay calambres.

Aproximadamente la mitad de las mujeres que experimentan una amenaza de aborto espontáneo en el primer trimestre, el sangrado se resuelve y el embarazo continúa con normalidad. En el otro 50 por ciento, el sangrado se vuelve más abundante y se produce un aborto espontáneo.

¿Qué causa un aborto espontáneo?

Hay mucho que no sabemos sobre los abortos espontáneos, pero la evidencia sugiere que la mayoría de los abortos espontáneos ocurren debido a una anomalía estructural o cromosómica en el feto. Este conocimiento a veces ofrece consuelo a las mujeres y sus familias.

Los factores de riesgo documentados son un aborto espontáneo previo, edad materna avanzada y tabaquismo. Los factores de riesgo adicionales pueden incluir infección, toxinas ambientales, un cuello uterino insuficiente (un cuello uterino que se abre demasiado pronto) y el consumo de alcohol. Las afecciones crónicas no controladas como la diabetes, la hipertensión y la enfermedad de la tiroides, así como el uso de drogas, también pueden contribuir al riesgo de aborto espontáneo.

No hay evidencia concreta que sugiera que el estrés, la actividad física o las relaciones sexuales aumenten el riesgo de aborto espontáneo. El uso de cafeína tampoco parece aumentar el riesgo de aborto espontáneo, excepto en casos extremos (10 tazas o más al día).

¿Qué es un embarazo ectópico?

Otra causa de sangrado vaginal es un embarazo ectópico. Un embarazo ectópico ocurre cuando un embrión se implanta en un lugar que no es el revestimiento del útero, más comúnmente en una trompa de Falopio. Alrededor del dos por ciento de los embarazos son ectópicos y es una situación grave. El embrión no puede desarrollarse adecuadamente y, a medida que crece, puede romper el órgano al que está adherido, lo que resulta en una situación potencialmente mortal para la mujer.

Dado que el sangrado puede ser un signo de un embarazo ectópico, el primer paso de su proveedor será descartar esta posibilidad. Para hacerlo, su proveedor puede solicitar una ecografía para establecer dónde se implanta el embrión. También puede ordenar análisis de sangre.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Si tiene sangrado vaginal durante el primer trimestre, es importante que llame a su médico de inmediato. Su médico querrá evaluarla inmediatamente para detectar un embarazo ectópico. También querrá descartar otras posibilidades, como una infección. Si está teniendo un aborto espontáneo, su médico querrá revisar las opciones con usted y asegurarse de que tenga el apoyo adecuado.

Si está comenzando un aborto espontáneo, ¿puedo detenerlo?

Si ha comenzado un aborto espontáneo, desafortunadamente, no hay forma de detenerlo. Su médico puede recomendar reposo en cama o abstenerse de tener relaciones sexuales, pero los estudios no indican definitivamente que ninguno de los dos reduzca las posibilidades de aborto espontáneo.

Mi médico dice que estoy teniendo un aborto espontáneo. ¿Qué debo hacer?

Hay algunas opciones:

Observación: Si tiene menos de 12 semanas de embarazo y no tiene signos de infección, su médico puede ofrecerle la opción de esperar a que el embarazo pase por sí solo. Esto suele tardar unas 2 semanas. Una vez que haya pasado el embarazo, su proveedor realizará una ecografía para confirmar que el aborto espontáneo se haya completado.

Medicamentos: en algunos casos, su médico puede recetar medicamentos para ayudar a su cuerpo a superar el embarazo. El medicamento generalmente actúa en el transcurso de unos días.

Cirugía: Se puede realizar una aspiración manual por vacío o dilatación y legrado para extraer el contenido del útero. El procedimiento dura aproximadamente de 10 a 15 minutos y generalmente se realiza de forma ambulatoria. El método quirúrgico puede ser el preferido si no desea esperar a que pase el embarazo o si tiene una infección.

Después de un aborto espontáneo, su médico le recomendará no tener relaciones sexuales ni insertar nada en su vagina, como un tampón, durante dos semanas.


Compartir