Riesgos de las nanopartículas en alimentos, bebidas y cosméticos

nanopartículas, alimentos, bebidas, cosméticos

Las nanopartículas se están volviendo omnipresentes en los envases de alimentos, productos de cuidado personal e incluso se agregan directamente a los alimentos. Pero los efectos sobre la salud y el medio ambiente de estos pequeños aditivos siguen siendo en gran parte desconocidos.

Un nuevo estudio sugiere ahora que los nanomateriales en alimentos y bebidas podrían interferir con las células digestivas y conducir a la liberación de sustancias potencialmente dañinas al medio ambiente. El informe sobre las bebidas de suplementos dietéticos que contienen nanopartículas se publicó en la revista ACS Sustainable Chemistry & Engineering .

Robert Reed y sus colegas señalan que los fabricantes de alimentos y bebidas utilizan nanopartículas en sus productos por muchas razones. En el embalaje, pueden proporcionar resistencia, controlar la cantidad de aire que entra y sale y mantener a raya a los microbios no deseados. Como aditivos para alimentos y bebidas, pueden prevenir el apelmazamiento, proporcionar nutrientes y prevenir el crecimiento bacteriano. Pero a medida que aumenta el uso de nanopartículas, también aumentan las preocupaciones sobre sus efectos sobre la salud y el medio ambiente.

Para complicar la vida de los consumidores, muchas etiquetas no indican si el producto contiene nanomateriales o no, y los fabricantes casi nunca dicen si sus envases contienen estos materiales.

Dañino para el intestino

Los consumidores pueden absorber algunos de estos materiales a través de la piel, inhalarlos e ingerirlos. Lo que no se digiere se pasa en la orina y las heces al sistema de alcantarillado. Un puñado de estudios iniciales sobre nanomateriales sugieren que podrían ser dañinos, pero el equipo de Reed quería analizarlo más de cerca.

Probaron los efectos de ocho bebidas comerciales que contienen partículas de metal o similares a un metal de tamaño nanométrico en las células intestinales humanas en el laboratorio. Las bebidas cambiaron la organización normal y disminuyeron la cantidad de microvellosidades, proyecciones en forma de dedos en las células que ayudan a digerir los alimentos.

En los humanos, si tal efecto ocurre cuando las bebidas pasan por el tracto gastrointestinal, estos materiales podrían provocar una mala digestión o diarrea, dicen. El análisis de los investigadores de los desechos de aguas residuales que contienen estas partículas sugiere que muchos de los nanomateriales de estos productos probablemente regresen al agua superficial, donde podrían causar problemas de salud para la vida acuática.

¿Quién usa nanomateriales?

En cosmética, por lo general, puede saber si un producto tiene nanomateriales buscando el prefijo ‘nano’ en la etiqueta de los ingredientes. Sin embargo, la comida puede ser un poco más complicada.

Algunos de los nanomateriales que se encuentran comúnmente en los alimentos y que tienen riesgos para la salud documentados incluyen:

Sílice
Dióxido de titanio
Óxido de zinc (ZnO)
Cobre
Nanotubos de carbon

Aunque la mayoría de los consumidores no lo saben, los nanomateirales se están incorporando amplia y silenciosamente a los alimentos que compramos todos los días. Un informe reciente de Friends of the Earth, Tiny Ingredients, Big Risks: Los nanomateriales que ingresan rápidamente a la alimentación y la agricultura , ha encontrado un aumento de diez veces en los productos de nanoalimentos en el mercado desde 2008.

El informe detalla los productos que se encuentran actualmente en el mercado y que se sabe que contienen nanomateriales (generalmente sin etiquetar) y las empresas que los fabrican.

Los fabrican importantes empresas como Kraft, General Mills, Hershey, Nestle, Mars, Unilever, Smucker’s y Albertsons.

En todo el informe se documentan 85 productos alimenticios y bebidas en el mercado que se sabe que contienen nanomateriales, incluidos productos de marca. Estos productos incluyen Nestle Original Coffee Creamer, Jet Puffed Marshmallows y cereal Trix, así como Philadelphia Cream Cheese, Lindt Milk Chocolate y Fiber One Cereal.


Compartir