¿Qué remedios pueden ayudar con el síndrome de piernas inquietas?

¿Qué remedios pueden ayudar con el síndrome de piernas inquietas?

El síndrome de piernas inquietass es un trastorno del sistema nervioso que causa sensaciones incómodas en las piernas de una persona. Existen muchos remedios, cambios en el estilo de vida y medicamentos que pueden ayudar a las personas a controlar sus síntomas.

Los síntomas del síndrome de piernas inquietass pueden ser de leves a graves. En casos extremos, el síndrome de piernas inquietas puede alterar significativamente la vida diaria de una persona.

Este artículo describe algunos consejos de estilo de vida y medicamentos que pueden ayudar a una persona a controlar el trastorno y reducir la gravedad y frecuencia de los síntomas. También describimos qué es el síndrome de piernas inquietas, incluidos sus síntomas, causas y desencadenantes.

Remedios para un alivio inmediato

Los siguientes consejos pueden ayudar a proporcionar un alivio inmediato de los síntomas del síndrome de piernas inquietas, aunque dicho alivio puede ser solo temporal:

mover las piernas caminando por la casa o realizando otras formas de actividad física
realizar estiramientos suaves de pantorrillas
frotar o masajear suavemente las piernas
usar calcetines de compresión o vendas para las piernas que apliquen una presión suave y constante en las piernas
aplicar compresas frías o calientes en las piernas
tomar un baño caliente para relajar los músculos de las piernas

Las personas que experimentan síndrome de piernas inquietas grave o frecuente pueden requerir tratamientos que ofrezcan un alivio a más largo plazo. Dichos tratamientos pueden incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos, suplementos o una combinación de los tres.

Cambios en el estilo de vida para un alivio a largo plazo
A continuación, se presentan algunos consejos de estilo de vida que pueden ayudar a una persona a encontrar un alivio a largo plazo de los síntomas del síndrome de piernas inquietas:

Evitando estimulantes

Las personas con síndrome de piernas inquietas deben evitar los estimulantes, especialmente por la noche, cuando el síndrome de piernas inquietas tiende a ser más severo. Los ejemplos de estimulantes incluyen:

cafeína
alcohol
nicotina

Desarrollar y mantener buenos hábitos de sueño.

Las personas con síndrome de piernas inquietas pueden beneficiarse de una rutina de sueño regular que incluya lo siguiente:

irse a la cama y despertarse a la misma hora todos los días
evitando las siestas durante el día
tomarse un tiempo para relajarse antes de acostarse
evitar la cafeína y otros estimulantes antes de acostarse
Mantenerse activo durante todo el día

Los largos períodos de estar sentado o acostado pueden desencadenar síntomas de síndrome de piernas inquietas. Según la Organización Nacional de Enfermedades Raras , los médicos recomiendan que las personas con síndrome de piernas inquietas realicen ejercicio moderado durante todo el día para mantener a raya los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

Sin embargo, el Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido señala que las personas deben evitar hacer ejercicio cerca de la hora de acostarse, ya que esto podría empeorar los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

Realizar estiramientos regulares de pantorrillas

Estirar el músculo de la pantorrilla puede ayudar a prevenir o aliviar las sensaciones de calambres asociadas con el síndrome de piernas inquietas.

A continuación se muestran algunos pasos para realizar un estiramiento de pantorrillas:

Párese frente a una pared, con un pie delante del otro y ambos talones apoyados contra el suelo.
Inclínese hacia la pared, manteniendo la pierna trasera recta y manteniendo ambos talones apoyados contra el suelo. Una persona debería poder sentir un fuerte tirón hacia abajo de la pantorrilla de su pierna trasera.
Mantenga la posición durante 20 a 30 segundos .
Repitir el ejercicio tres veces en cada pierna.
Hablar de un cambio de medicación

Algunas personas toman medicamentos que pueden desencadenar o exacerbar los síntomas del síndrome de piernas inquietas. Si este es el caso, una persona debe preguntarle a su médico si es posible cambiar la dosis o cambiar el medicamento por completo.

Las personas no deben dejar de tomar ningún medicamento a menos que su médico se lo indique.

Medicamentos y suplementos

Actualmente no existe cura para el síndrome de piernas inquietas. Sin embargo, ciertos medicamentos y suplementos pueden ayudar a una persona a controlar la afección y reducir la gravedad y la frecuencia de sus síntomas.

Ejemplos incluyen:

Suplementos de hierro

Se recomienda suplementos de hierro como tratamiento de primera línea para las personas con síndrome de piernas inquietas que tienen deficiencia de hierro.

Sin embargo, para algunas personas, los suplementos de hierro por vía oral no aumentan los niveles de hierro en la sangre. Según Johns Hopkins Medicine , una persona puede necesitar hierro intravenoso (IV) para ayudar a aumentar sus niveles de hierro.

Medicamentos anticonvulsivos

Estos medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor de los nervios y las sensaciones de arrastrarse y gatear. Los médicos están comenzando a recetar medicamentos anticonvulsivos como tratamiento recetado de primera línea para el síndrome de piernas inquietas.

Algunos ejemplos incluyen:

gabapentina
gabapentina enacarbil (forma de liberación prolongada de gabapentina)
pregabalina

Agentes dopaminérgicos

Estos medicamentos aumentan los niveles de dopamina en el cerebro. Parecen reducir los síntomas del síndrome de piernas inquietas en las personas que los toman por la noche. Sin embargo, el uso persistente de Agentes dopaminérgicos puede provocar un empeoramiento de los síntomas del síndrome de piernas inquietas en algunas personas .

Algunos ejemplos de Agentes dopaminérgicos incluyen:

ropinirol
pramipexol
rotigotina
Opioides

Estos medicamentos ayudan a controlar el dolor. Un médico puede recetar uno de los siguientes opioides para una persona con síndrome de piernas inquietas severo que no ha respondido a otros medicamentos:

metadona
codeína
hidrocodona
oxicodona
Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas son un tipo de medicamento sedante. Un médico puede recetar una benzodiazepina para ayudar a una persona con síndrome de piernas inquietas a lograr un sueño más reparador.

Tratamientos para condiciones de salud subyacentes

Muchas condiciones de salud pueden causar síndrome de piernas inquietas. El tratamiento de estas afecciones puede ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

Una persona que experimenta síndrome de piernas inquietas debe consultar a un médico para determinar si existe una causa subyacente y recibir los tratamientos necesarios.

¿Qué es el síndrome de piernas inquietas?

El síndrome de piernas inquietas es un trastorno del sistema nervioso que causa sensaciones incómodas en las piernas. Estas sensaciones conducen a un impulso abrumador de mover las piernas.

Algunas sensaciones que una persona puede sentir en sus piernas incluyen:

picor
hormigueo
ardiente
palpitante
calambres dolorosos , particularmente en las pantorrillas

Los síntomas del síndrome de piernas inquietas pueden variar de leves a graves. Pueden ocurrir en cualquier momento del día, pero a menudo se notan más al final de la tarde o al anochecer. Los síntomas suelen empeorar por la noche cuando una persona está sentada o acostada en la cama.

Algunas personas con síndrome de piernas inquietas experimentan síntomas solo ocasionalmente. Otros experimentan síntomas a diario.

Según una revisión de 2015 , el síndrome de piernas inquietas afecta a entre el 5% y el 15% de la población en general.

Causas y desencadenantes

No hay causas identificables del síndrome de piernas inquietas de una persona. Sin embargo, los científicos han establecido que ciertos factores pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad.

Estos factores incluyen:

tener un familiar que tiene síndrome de piernas inquietas
deficiencia de hierro
Interrupción de una parte del cerebro llamada ganglios basales, que controla el movimiento.
Interrupción de la dopamina química del cerebro, que es necesaria para producir movimientos musculares suaves y decididos.
Enfermedad de Parkinson , que afecta las vías de la dopamina en el cerebro.
daño nervioso o neuropatía
enfermedad renal en etapa tardía y hemodiálisis

Además, los siguientes factores pueden desencadenar episodios de síndrome de piernas inquietas en algunas personas:

embarazo , particularmente el tercer trimestre del embarazo
uso de cafeína , alcohol o nicotina
uso de ciertos medicamentos, que incluyen:
medicamentos contra las náuseas, como proclorperazina y metoclopramida
medicamentos antipsicóticos , como haloperidol y derivados de fenotiazina
antidepresivos que aumentan los niveles de serotonina neuroquímica , como fluoxetina y sertralina
ciertos antihistamínicos , incluida la difenhidramina


Compartir