¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano es una afección que ocurre cuando el nervio mediano se comprime o aprieta al pasar a través de la muñeca. Esto sucede cuando el túnel carpiano dentro de su muñeca se inflama.

El nervio mediano controla algunos de los músculos que mueven el pulgar y lleva información al cerebro sobre las sensaciones en el pulgar y los dedos.

Cuando se aprieta el nervio, puede causar hormigueo, entumecimiento, dolor o dolor en la mano afectada. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar el síndrome del túnel carpiano. La afección afecta a personas de todas las edades, pero es más común en personas mayores de 50 años.

Síntomas

El síndrome del túnel carpiano causa una sensación de hormigueo, entumecimiento y, a veces, dolor en la mano. A veces, los síntomas se pueden sentir en el antebrazo o más arriba del brazo. Tiende a aparecer gradualmente durante un período de semanas.

Por lo general, lo sentirá peor en los dedos pulgar, índice y medio, pero a veces puede sentir que toda su mano está afectada. También puede sentir un dolor que recorre el brazo hasta el hombro o el cuello. Puede afectar solo a una o ambas manos.

Los síntomas tienden a empeorar por la noche y pueden perturbar su sueño, pero también puede notarlo cuando se despierta por la mañana. Sacar la mano de la cama o sacudirla a menudo ayudará a reducir el dolor y el hormigueo.

Es posible que no note el problema en absoluto durante el día, aunque ciertas actividades como escribir, mecanografiar, hacer bricolaje o tareas domésticas pueden provocar sus síntomas. Sin embargo, si el nervio está muy apretado, es posible que tenga síntomas durante el día.

Su mano puede sentirse débil, los dedos adormecidos o ambos. Puede dejar caer cosas y encontrar que las actividades que requieren movimientos finos de los dedos, como escribir o abrochar botones, se vuelven más difíciles.

Causas

El nervio mediano es muy sensible a la presión y es posible que no sea posible decir qué le ha causado la afección. Algunas de las cosas que pueden aumentar su riesgo de desarrollar el síndrome del túnel carpiano son:

cualquier forma de artritis en la muñeca, especialmente si hay hinchazón de la articulación de la muñeca o de los tendones que atraviesan el túnel carpiano
cambios hormonales, por ejemplo durante el embarazo, que a veces pueden afectar los tejidos conectivos y ejercer presión sobre el nervio
la glándula tiroides no produce suficientes hormonas, a veces llamado hipotiroidismo o una glándula tiroides hipoactiva
diabetes
una fractura de muñeca
los genes
obesidad
trabajo que impone una gran demanda en su muñeca
uso de herramientas vibratorias
ocasionalmente, algunos medicamentos pueden causarlo, en particular los tratamientos para el cáncer de mama exemestano y anastrazol.

Diagnóstico

Examen de la muñeca

Su médico o profesional de la salud le pedirá que describa sus síntomas. Le examinarán la mano y la muñeca para evaluar qué tan grave es la afección. Si la muñeca está hinchada debido a la artritis o la hinchazón del tendón, esta podría ser la causa de sus síntomas.

Si ha tenido la afección durante algún tiempo, puede haber signos de desgaste muscular en la base del pulgar. Si el problema es grave, los dedos pulgar, índice y medio pueden estar insensibles o adormecidos a un toque suave o un pinchazo.

Su médico puede tocar el nervio mediano en el lado de la palma de su muñeca, esto se conoce como prueba de Tinel. O pueden pedirle que doble la palma de la mano hacia el antebrazo durante un minuto, lo que se conoce como prueba de Phalen.

Estas pruebas pueden ayudar a diagnosticar el síndrome del túnel carpiano, pero no son confiables, por lo que es posible que también le realicen una de las pruebas que se describen a continuación.

Pruebas

A veces, el síndrome del túnel carpiano puede confundirse con otra cosa, como la presión sobre los nervios del cuello debido a problemas de disco o artritis, que pueden causar síntomas similares.

Una prueba de conducción nerviosa puede ayudar y se puede utilizar para medir qué tan grave es la compresión del nervio.

Estas pruebas se pueden realizar de varias maneras, pero una forma común es ver cómo reacciona su nervio cuando una pequeña corriente eléctrica pasa por uno de sus dedos. Se colocarán electrodos en la piel de los dedos y la muñeca para medir la velocidad de respuesta de su nervio a la corriente.

Esta prueba no mide qué tan graves son sus síntomas, pero puede mostrar qué tan dañado está el nervio. Cuando el nervio está dañado, la velocidad a la que los mensajes viajan entre el dedo y la muñeca es más lenta.

Las ecografías se utilizan a veces en el diagnóstico, porque el nervio puede hincharse antes de pasar por el túnel carpiano y esto se puede ver en una exploración. Los ultrasonidos también pueden mostrar algunas de las causas del síndrome del túnel carpiano, incluida la inflamación de los tendones o la articulación.

Tratamientos

Existen muchos tratamientos diferentes para el síndrome del túnel carpiano, pero no todos funcionan para todos.

No todos los casos de la afección causarán problemas a largo plazo en la mano y algunas personas pueden encontrar que mejora sin ningún tratamiento médico. Si existe una causa particular de su problema, como una glándula tiroides hipoactiva o artritis, sus síntomas pueden mejorar si lo trata.

Su médico le hablará sobre los diferentes tratamientos disponibles y le ayudará a decidir cuál sería el mejor para usted. Si la afección es grave y experimenta debilidad en los músculos de la mano, es importante que reciba tratamiento rápidamente y normalmente se le recomendará que se someta a una cirugía.


Compartir