Propiedades y beneficios del Feno Greco (alholva)

Propiedades y beneficios del Feno Greco (alholva)

El feno greco, que se remonta a la antigüedad, tiene una larga historia en las cocinas y botiquines de todo el mundo. Desde equilibrar el azúcar en la sangre hasta combatir el colesterol malo, esta sabrosa especia le da un impulso a sus platos y a su salud. Descubra los increíbles beneficios para la salud del feno greco.

Una especia histórica

Una de las plantas medicinales más antiguas documentadas en la historia escrita, el feno greco ha jugado un papel protagónico en la medicina tradicional china, el Ayurveda y las antiguas civilizaciones de Egipto y Roma. Tiene muchos nombres, incluidos heno griego, methi y pie de pájaro, e incluso más aplicaciones.

Sabor favorecido

El aroma fuerte y picante de la alholva y su sabor agridulce son reconocibles en los curry, dals y guisos de las cocinas india y del Medio Oriente. Muchas partes de esta planta se pueden utilizar para construir la base sabrosa de estos platos exóticos. Las semillas, enteras y en polvo, tienen un olor que recuerda a caramelo o jarabe de arce y un amargo complicado cuando se calienta. Las hojas, frescas y secas, tienen un calor sutil que funciona bien en una variedad de recetas.

Feno greco y enfermedades modernas

La investigación está encontrando respaldo científico a lo que los curanderos antiguos y tradicionales han sabido desde el principio: además de tener un excelente sabor, el feno greco tiene varias propiedades terapéuticas.

Ayudar a controlar la diabetes

La diabetes es una afección de por vida con complicaciones que reducen la calidad de vida e incluso pueden resultar fatales. La gestión es fundamental. La alholva es una hierba muy utilizada para regular el azúcar en sangre en personas con diabetes.

Las semillas son ricas en fibra soluble, lo que ayuda a retardar la digestión y absorción de carbohidratos. En un estudio, el consumo de solo 12,5 g de feno greco tuvo un efecto significativo en los niveles de azúcar en sangre después de las comidas en sujetos con diabetes tipo 2.

La semilla también es la única fuente conocida del aminoácido 4-hidroxiisoleucina, que promueve la sensibilidad a la insulina y la liberación de insulina. En estudios con animales, la 4-hidroxiisoleucina redujo los niveles elevados de glucosa en sujetos diabéticos.

Colesterol

Varios estudios han demostrado los beneficios del feno greco ingerido por vía oral sobre los niveles de colesterol. En un estudio, los participantes con diabetes tipo 2 y colesterol alto tomaron 50 g de polvo de semillas de feno greco al día durante tres y seis semanas. Los resultados mostraron una reducción en el colesterol total, los triglicéridos y el colesterol LDL en comparación con el grupo de placebo.

Combatir el cáncer

Investigaciones prometedoras apuntan a un posible papel clave del feno greco en la prevención y el tratamiento del cáncer. Los estudios preliminares de laboratorio in vitro han demostrado que el extracto de feno greco tiene la capacidad de matar algunos tipos de células cancerígenas.

Combatir el hambre

La obesidad es un problema creciente en occidente. Uno de cada cuatro adultos es obeso, lo que los pone en mayor riesgo de sufrir muchas enfermedades graves. La falta de señales adecuadas de hambre y saciedad puede ser un factor clave que conduce al aumento de peso e interfiere con los esfuerzos para lograr o mantener un peso saludable.

Un estudio reciente ha demostrado que agregar feno greco a las comidas puede ayudar a satisfacer el hambre más rápido. Los participantes con sobrepeso y obesidad agregaron 5,5 g de semillas de feno greco a una comida de carbohidratos. Hubo un aumento significativo de la saciedad en comparación con el grupo de placebo.

Combatir la grasa corporal

El feno greco, cuando se combina con un programa de entrenamiento de resistencia, puede ayudar a acelerar la pérdida de grasa. Un estudio dividió a los participantes en dos grupos, los cuales participaron en un programa de capacitación cuatro días a la semana durante ocho semanas. El grupo que tomó un suplemento diario de 500 mg de feno greco quemó más grasa y tuvo un mayor aumento en la masa corporal magra. Un segundo estudio también mostró disminuciones en la grasa corporal cuando los sujetos se suplementaron con 600 mg de feno greco al día y siguieron un programa de entrenamiento similar.

Mejora la salud intestinal

Es probable que la mayoría de los canadienses no consuman la ingesta diaria adecuada de fibra. Entre sus muchas funciones en el cuerpo, la fibra ayuda en la eliminación de desechos y toxinas. Lo hace al unirse a las toxinas para su eliminación y al alimentar nuestra flora intestinal. El feno greco está lleno de fibra, con el 100 por ciento de la ingesta diaria adecuada para las mujeres en solo 100 g de semillas.

¿Existe algún peligro para la suplementación?

Si bien no hay informes sobre efectos dañinos significativos de tomar dosis terapéuticas de feno greco, puede haber algunos efectos secundarios. El aumento rápido de la ingesta de feno greco puede causar malestar gastrointestinal, como flatulencia y diarrea. Rampone sugiere que la dosis se aumente gradualmente para reducir el malestar digestivo.

Dado el alto contenido de fibra en el feno greco, Rampone dice que no debe tomarse al mismo tiempo que los medicamentos. También advierte que las dosis medicinales no deben usarse durante el embarazo o por personas con alergias a las legumbres y al cacahuete.

El feno greco tiene una gran cantidad de beneficios. A medida que se realicen más investigaciones científicas, indudablemente se verificarán más propiedades terapéuticas, y es posible que incluso se descubran otras nuevas.

Cómo agregar feno greco a su dieta

El sabroso sabor del feno greco lo convierte en una excelente adición a los platos diarios. Cuando incluya feno greco como alimento medicinal, elija orgánico cuando sea posible, ya que la frescura y la calidad son esenciales.

Las semillas germinadas son un aderezo delicioso y rico en antioxidantes para ensaladas y sándwiches.

Tostar las semillas ligeramente para realzar su sabor a nuez y espolvorearlas sobre cereales integrales y otros platos.

Remoje las semillas ligeramente trituradas y las hojas secas para obtener un té ligeramente amargo que alivia el tracto digestivo.

Agregue hojas frescas a ensaladas y otros platos como lo haría con verduras de hoja verde.

Use las semillas aromáticas y las hojas para agregar un sabor ligeramente dulce y picante a los curry y guisos.

Compartir