Perimenopausia : Cómo lidiar con los cambios hormonales

menopausia, perimenopausia

La perimenopausia no tiene por qué controlar su vida. Las estrategias naturales pueden ayudarlo a hacerse cargo de esta transición de vida normal.

Para muchas mujeres, la perimenopausia es un momento misterioso. Un inicio insidioso de fatiga, cambios de humor, períodos irregulares, aumento de peso abdominal y sofocos se arrastran a la vida diaria. Los niveles hormonales comienzan a fluctuar a partir de los 35 años, pero generalmente la perimenopausia, la fase que precede a la menopausia, comienza en los cuarenta.

Fluctuaciones globales

La edad promedio de la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona, es

50,5 a 51,4 años en América del Norte
50,1 a 52,8 en Europa
42,1 a 49,5 en Asia

Cambios biologicos

Durante la perimenopausia se producen una serie de cambios:

Los niveles de progesterona disminuyen constantemente debido a un menor número de ciclos ovulatorios (los ovarios producen progesterona después de que liberan óvulos).

El número de ovocitos (óvulos) ováricos disminuye de 1 a 2 millones al nacer hasta que se agotan en la menopausia.

Los ciclos menstruales se acortan o se vuelven irregulares.

Aumenta la hormona estimulante del folículo (FSH).

Estos cambios van acompañados de una disminución de los estrógenos y de todas las hormonas sexuales, lo que contribuye a una variedad de síntomas incómodos.

Después de la menopausia, se secretan cantidades más pequeñas de progesterona, estrógeno y testosterona de las glándulas suprarrenales (las glándulas que controlan el estrés en la parte superior de los riñones) y se depositan nuevas células grasas alrededor del abdomen.

Es normal

La perimenopausia es una parte normal del envejecimiento y todas las mujeres la atraviesan. Los cambios en la perimenopausia están marcados por una amplia gama de síntomas y la experiencia es diferente para cada mujer. Los sofocos, los períodos irregulares, el aumento de peso abdominal y los cambios de humor se encuentran en la esfera normal de cambios a los que contribuyen las fluctuaciones hormonales.

Otros cambios comunes incluyen

acné
ansiedad
sequedad vaginal
sudores nocturnos
bajo líbido
insomnio
disminución de la densidad ósea

Cuándo visitar a su médico

Algunos cambios requieren una visita a su médico para una mayor investigación. Haga un seguimiento de cualquier cambio o inquietud nuevos, incluidos

sangrado menstrual abundante continuo
sangrado entre períodos
dolor o sangrado durante el coito
nuevos bultos en los senos
secreción de los pezones
alteraciones significativas del estado de ánimo
cambios en la función intestinal

Si bien la perimenopausia no es un problema médico o una enfermedad, las mujeres a menudo optan por mantenerse con nutrición, manejo del estrés, hierbas, vitaminas y ejercicio.

Mantenga una buena nutrición

Las opciones de alimentos integrales y sin procesar ofrecen el mayor apoyo para minimizar los síntomas perimenopáusicos y apoyar la salud. Hay una variedad de alimentos de apoyo para las mujeres y las siguientes sugerencias son útiles para las mujeres de cualquier edad.

Calcio

Las fuentes de calcio son una adición importante durante la perimenopausia a medida que disminuye la densidad ósea. Las verduras de hoja verde oscuro como la col rizada, el brócoli y las espinacas son excelentes fuentes de calcio, al igual que el salmón enlatado con hueso, las semillas de sésamo y las almendras. Los productos lácteos de vaca, oveja y cabra también son buenas fuentes de calcio.

Fibra soluble

La fibra es una adición importante a la dieta ya que se une al colesterol y las toxinas y juega un papel en el metabolismo de los estrógenos. La linaza molida, las legumbres, las verduras de hoja verde, la avena cortada en acero y las semillas de chía son excelentes fuentes de fibra soluble.

Alimentos ricos en antioxidantes

El estrés oxidativo contribuye a los desequilibrios en el cuerpo, especialmente durante la perimenopausia. Los alimentos ricos en antioxidantes y fitoestrógenos pueden ayudar a reducir los sofocos. Trate de consumir un promedio de cinco porciones diarias de alimentos ricos en antioxidantes de colores brillantes, como arándanos, uvas rojas y moradas, zanahorias, ñame, frutos rojos y vegetales de hojas verdes.

¡Mantén tu humor!

Evite los alimentos picantes, la cafeína, el alcohol y fumar.
Use ropa ligera o capas para un ajuste fácil.
Mantenga su dormitorio fresco para dormir.
Reduzca su estrés.

Suplementos y hierbas

Para las mujeres que desean apoyar la salud de su cuerpo durante la perimenopausia, los suplementos a base de hierbas y nutracéuticos ofrecen otra opción. Elegir productos de buena calidad es importante para recibir los beneficios óptimos de cualquier suplemento. Para obtener una recomendación segura y personalizada, o si está tomando otras hierbas, suplementos o medicamentos, lo mejor es consultar a un médico naturista o profesional de la salud.

Sofocos

Se desconoce la causa exacta de los sofocos, pero parecen estar relacionados con una disminución de los estrógenos. Pueden reducirse con cohosh negro ( Cimicifuga racemosa ) y aceite de onagra ( Oenothera biennis ).

Libido

Esta preocupación común puede mejorarse con la hoja de tribulus ( Tribulus terrestris ). Otras hierbas que mejoran indirectamente la libido de las mujeres al apoyar la función suprarrenal son la raíz de regaliz ( Glycyrrhiza glabra ) y la ashwagandha ( Withania somnifera ).

Sequedad vaginal

Los supositorios vaginales de vitamina E y ácido hialurónico pueden ayudar al doloroso e incómodo síntoma de la sequedad vaginal. La vitamina E calma y cura el tejido vaginal, y el ácido hialurónico es una sustancia que retiene agua y se asemeja a un gel.

Ansiedad

Algunas mujeres pueden necesitar apoyo en el estado de ánimo para disminuir los síntomas depresivos y la ansiedad. La hierba de San Juan ( Hypericum perforatum ) puede ayudar a regular los niveles de serotonina para mejorar el estado de ánimo y reducir la ansiedad.

Dormir

El sueño a menudo se vuelve más difícil de alcanzar y se interrumpe durante la perimenopausia. La melatonina es un antioxidante seguro y de apoyo que ayuda a conciliar el sueño. El ácido gamma-aminobutírico (GABA), un neurotransmisor inhibidor, y la L-teanina, un extracto del té verde, también son ayudas para el sueño calmantes y no adictivas que pueden disminuir la ansiedad.

Densidad osea

Pregúntele a su médico acerca de la suplementación con calcio, vitamina D3 y magnesio para ayudar en la salud ósea. A muchas mujeres perimenopáusicas también les preocupan los calambres musculares, que pueden aliviarse con formas absorbibles de calcio y magnesio.

Ejercicio y estilo de vida

El ejercicio regular y moderado ayuda a mejorar el sueño, aumenta la satisfacción sexual, equilibra el estado de ánimo, ayuda a controlar el estrés y minimiza los depósitos de grasa alrededor del abdomen.

Para mejorar los síntomas perimenopáusicos, intente

yoga
ejercicio de resistencia
caminar
excursionismo
montar en bicicleta
nadar
meditación

E.Qi.Librium Herbs
E.Qi.Librium Herbs
Compartir