Mejorar la memoria con solo 1 g de cúrcuma al día

curcuma, curcumina

Agregar solo un gramo de cúrcuma al desayuno podría ayudar a mejorar la memoria de las personas que se encuentran en las primeras etapas de la diabetes y en riesgo de deterioro cognitivo.

El hallazgo tiene una importancia particular dado que el envejecimiento de la población mundial significa una incidencia creciente de afecciones que predisponen a las personas a la diabetes, que a su vez está relacionada con la demencia.

La intervención temprana podría ayudar a reducir la carga, ya sea deteniendo la enfermedad o reduciendo su impacto, dijo el profesor emérito Mark Wahlqvist, del Instituto Monash Asia de la Universidad de Monash.

El profesor Wahlqvist dirigió recientemente el estudio que evaluó la memoria de trabajo de hombres y mujeres taiwaneses de 60 años o más que habían sido diagnosticados recientemente con prediabetes no tratada.

“Se cree que la memoria de trabajo es una de las facultades mentales más importantes, fundamental para las habilidades cognitivas como la planificación, la resolución de problemas y el razonamiento”, dijo.

El estudio señaló que el deterioro cognitivo se ve a menudo asociado con la hiperglucemia, en la diabetes y la prediabetes. De hecho, dado que la prediabetes tiene una prevalencia comparable, si no mayor, que la diabetes, la neurodegeneración y la pérdida de memoria en esta etapa podrían ralentizar o incluso detener el progreso tanto de la diabetes como de la demencia.

«La evaluación de la memoria de trabajo es simple y conveniente, pero también es muy útil en la evaluación de la cognición y en la predicción de deterioro y demencia futuros».

Solo 1 g por día

En el estudio controlado con placebo, a los sujetos se les dio un gramo de cúrcuma con un desayuno de pan blanco nutricionalmente suave. Se evaluó su memoria de trabajo antes y algunas horas después de la comida.

“Descubrimos que esta modesta adición al desayuno mejoró la memoria de trabajo durante seis horas en personas mayores con prediabetes”, dijo el profesor Wahlqvist.

La cúrcuma se usa ampliamente en la cocina, particularmente en Asia. Su característico color amarillo se debe a la curcumina, que representa del 3 al 6% de la cúrcuma y estudios experimentales han demostrado que reduce el riesgo de demencia.

“Nuestros hallazgos con la cúrcuma son consistentes con estas observaciones, en la medida en que parecen influir en la función cognitiva donde hay un metabolismo energético desordenado y resistencia a la insulina”, dijo el profesor Wahlqvist.

El estudio, que fue publicado en Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition , también involucró a varios institutos de investigación en Taiwán.

Compartir