Los compuestos naturales en frutas y hierbas detienen el cáncer de próstata

prostata, testiculos, cancer

Las combinaciones de compuestos naturales que se encuentran en las manzanas, uvas rojas, bayas, cúrcuma y romero podrían detener el crecimiento de las células cancerígenas de la próstata, según un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Texas en Austin probaron 142 compuestos naturales en los alimentos para determinar sus propiedades para combatir el cáncer de próstata. Descubrieron que las combinaciones de ácido ursólico, resveratrol y curcumina detuvieron la enfermedad en el laboratorio y también en ratones.

El ácido ursólico se encuentra en las cáscaras de manzana y la hierba romero, el resveratrol en las uvas rojas y las bayas y la curcumina en la cúrcuma.

Para empezar, los investigadores probaron los compuestos en células de cáncer de próstata en un laboratorio. Evaluaron las sustancias solas y en combinaciones.

Cuando el equipo descubrió que el ácido ursólico, el resveratrol y la curcumina podrían inhibir el crecimiento del cáncer de próstata, probaron todas las combinaciones posibles de los compuestos en ratones con cáncer de próstata. Algunas combinaciones impidieron el crecimiento de tumores en los animales, sin efectos tóxicos.

Durante la última década, algunas investigaciones sobre el cáncer han destacado las posibles terapias que se encuentran en las plantas, incluidas las sustancias químicas que se encuentran en alimentos como la cúrcuma, la cáscara de manzana y el té verde. Estos compuestos minimizan uno de los factores de riesgo de cáncer, la inflamación dentro del cuerpo. Las personas que tienen inflamación crónica debido a una infección crónica, una enfermedad autoinmune o afecciones como la obesidad tienen un mayor riesgo de cáncer debido al daño de las células normales.

Las combinaciones cuentan

Los investigadores también querían saber cómo los compuestos inhibían el crecimiento tumoral. Estudiaron las vías metabólicas o las transformaciones químicas necesarias para nutrir las células cancerígenas.

Descubrieron que el ácido ursólico, combinado con resveratrol o curcumina, evitaba que las células cancerígenas consumieran glutamina, un compuesto que las células necesitan para crecer. Negarle glutamina a las células las dejaba sin alimento. Esta es una buena solución, dicen los científicos: bloquear la absorción de un nutriente que necesitan las células del cáncer de próstata con nutrientes que se encuentran comúnmente en la dieta humana.

«Después de analizar una biblioteca de compuestos naturales, desarrollamos una mirada imparcial a las combinaciones de nutrientes que tienen un mejor efecto sobre el cáncer de próstata que los medicamentos existentes», dijo el Dr. Stefano Tiziani, profesor de ciencias de la nutrición en la universidad. “La belleza de este estudio es que pudimos inhibir el crecimiento tumoral en ratones sin toxicidad.

“Estos nutrientes tienen propiedades potenciales contra el cáncer y están fácilmente disponibles”, dijo. «Solo necesitamos aumentar la concentración más allá de los niveles que se encuentran en una dieta saludable para tener un efecto sobre las células del cáncer de próstata».

El estudio, una buena noticia durante la Semana Internacional de la Salud Masculina, se publicó en la prestigiosa revista Nature Precision Oncology .


Compartir