Beneficios del cromo

grasas saturadas, cromo

El cromo es un mineral que se encuentra en ciertos alimentos y en el medio ambiente. Hay dos formas conocidas: trivalente (cromo 3+) y hexavalente (cromo 6+). La forma trivalente se encuentra en los alimentos (y será el foco de la siguiente información). El cromo hexavalente es tóxico y se encuentra en la contaminación industrial.

En los suplementos, puede encontrar cromo disponible en múltiples formas, que incluyen:

Cloruro de cromo
Nicotinato de cromo
Picolinato de cromo
Levadura con alto contenido de cromo
Citrato de cromo

No se sabe qué forma es más eficaz en el cuerpo humano, pero el cloruro de cromo, en particular, tiene poca biodisponibilidad. Esto significa que el cuerpo no lo descompone ni absorbe muy bien.

Beneficios

Los suplementos de cromo se utilizan a menudo como ayuda para bajar de peso y para controlar el azúcar en sangre. El cromo actúa ayudando a la acción de la insulina en el cuerpo. La insulina es esencial para el metabolismo y el almacenamiento de carbohidratos, grasas y proteínas en el cuerpo. No se conoce bien cómo funciona en el cuerpo como suplemento. Se encuentra en una variedad de alimentos, pero la cantidad en cada tipo de alimento no siempre es fácil de determinar.

También es difícil determinar si una persona tiene deficiencia de cromo y si los suplementos son útiles en esos casos. Muchos estudios sobre los suplementos de cromo no han sido concluyentes, pero también varían mucho sobre el tipo de cromo que se estudia y las dosis que se utilizan.

Diabetes tipo 2

Las revisiones de múltiples estudios muestran que los suplementos de cromo disminuyeron significativamente los niveles de azúcar en sangre y triglicéridos en personas con diabetes tipo 2. Una revisión sistemática de 25 estudios encontró que la suplementación con 200 microgramos (mcg) de picolinato de cromo mejoró el control glucémico sin mayores efectos secundarios en comparación con el placebo.

Pérdida de peso

Aunque los beneficios del uso de cromo para bajar de peso no son concluyentes, la teoría de que podría ayudar con la pérdida de peso se basa en la idea de que la regulación del azúcar en sangre reducirá los antojos. Las afirmaciones de que ayuda a reducir la grasa corporal y aumentar la masa muscular magra no han sido respaldadas por estudios científicos.

Posibles efectos secundarios

Hay pocos efectos secundarios conocidos de los suplementos de cromo. En dosis razonables, no parece haber ninguna preocupación por efectos secundarios graves.

Ha habido algunos informes de que los suplementos de cromo pueden causar dolor e hinchazón, daño renal, problemas musculares y reacciones cutáneas cuando se toman en grandes dosis.

Embarazo y lactancia

El cromo pasa a través de la leche materna, pero generalmente no se considera dañino en dosis típicas. Es un elemento necesario que también se incluye en la fórmula para bebés. Si está embarazada o amamantando, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar cualquier suplemento o medicamento.

Interacciones de medicamentos

Ciertos medicamentos pueden afectar la absorción de cromo en el cuerpo o mejorar la excreción (lo que significa que su cuerpo se deshace de más). Éstas incluyen:

Antiácidos
Corticoesteroides
Bloqueadores H2 (cimetidina, famotidina y nizatidina)
Inhibidores de la bomba de proteínas (omeprazol, lansoprazol, rabeprazol, pantoprazol y esomeprazol)

Otros medicamentos pueden mejorar sus efectos tomando cromo. Éstas incluyen:

Bloqueadores beta
Corticoesteroides
Insulina
Ácido nicotínico
Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
Inhibidores de prostaglandinas

Dosificación y preparación

No existe una Cantidad Diaria Recomendada establecida para el cromo, pero «En 1989, la Academia Nacional de Ciencias estableció un rango de ‘ingesta dietética diaria adecuada y segura estimada’ para el cromo. Para adultos y adolescentes, ese rango era de 50 a 200 mcg».

El cromo se encuentra naturalmente en algunos alimentos en cantidades variables. Por ejemplo, el brócoli podría contener aproximadamente 11 mcg por porción de 1/2 taza, el puré de patatas contiene 3 mcg por porción de 1 taza y el vino tinto contiene entre 1 y 13 mcg en una porción de 140 gramos. La cantidad exacta de este mineral que obtenemos de nuestros alimentos varía mucho según lo que comas. Tampoco se comprende bien exactamente cuánto es necesario.

Compartir