Los antibióticos administrados antes de los 2 años están relacionados con enfermedades a largo plazo

Medicamentos

En un estudio de caso retrospectivo, los investigadores de Mayo Clinic descubrieron que los antibióticos administrados a niños menores de 2 años están asociados con varias enfermedades o afecciones en curso, que van desde alergias hasta obesidad. Los hallazgos aparecen en Mayo Clinic Proceedings.

Utilizando datos de registros médicos del Proyecto de Epidemiología de Rochester, una colaboración de investigación basada en la población en Minnesota y Wisconsin, los investigadores analizaron datos de más de 14.500 niños.

Aproximadamente el 70% de los niños habían recibido al menos un tratamiento con antibióticos para la enfermedad antes de los 2 años de edad. Los niños que recibieron múltiples tratamientos con antibióticos tenían más probabilidades de tener múltiples enfermedades o afecciones más adelante en la infancia.

Los tipos y la frecuencia de las enfermedades variaron según la edad, el tipo de medicamento, la dosis y el número de dosis. También hubo algunas diferencias entre niños y niñas.

Las condiciones asociadas con el uso temprano de antibióticos incluyeron asma, rinitis alérgica, problemas de peso y obesidad, alergias alimentarias, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, enfermedad celíaca y dermatitis atópica.

Los autores especulan que, aunque los antibióticos solo pueden afectar transitoriamente el microbioma, la colección de microbios en el cuerpo, esto puede tener consecuencias para la salud a largo plazo.

Si bien los datos recientes muestran un aumento en algunas de las condiciones de la infancia involucradas en el estudio, los expertos no están seguros de por qué. Aparte del problema de la resistencia a múltiples fármacos, la mayoría de los pediatras han supuesto que los antibióticos son seguros.

Los investigadores también dicen que el objetivo final es proporcionar pautas prácticas para los médicos sobre la forma más segura de usar antibióticos en una etapa temprana de la vida.


Compartir