Lo que hay que saber sobre la trompa de Eustaquio patulosa

oidos, audicion

La trompa de Eustaquio corre entre la garganta y el oído medio para mantener la presión en el tímpano. En algunos casos, las personas tienen una trompa de Eustaquio patulosa, que no se abre ni se cierra con normalidad. Esta condición no causa problemas médicos graves, pero puede afectar la calidad de vida de una persona.

No está claro qué causa la afección. Los factores de riesgo incluyen pérdida de peso, algunos medicamentos y esclerosis múltiple. No existe un tratamiento estándar, pero cambiar de postura y usar aerosoles nasales puede ayudar a aliviar los síntomas. En algunos casos, la cirugía puede ser eficaz.

¿Qué es?

Otro nombre para la trompa de Eustaquio es trompa auditiva. Va desde el tímpano hasta la parte posterior de la nariz y la parte superior de la garganta, ayudando a la persona a oír y controlando la presión en el tímpano. También evita que los sonidos, los líquidos y el aire viajen desde la parte posterior de la garganta hasta el oído.

La trompa de Eustaquio suele estar cerrada, pero se abre cuando una persona traga, bosteza o mastica alimentos. Al abrirse, equilibra la presión del aire. Muchas personas reconocerán la sensación de presión en el oído por viajar en avión o por tener los senos nasales bloqueados o una infección del oído .

Patuloso es un término científico que significa abierto. Una trompa de Eustaquio patulosa es aquella que está abierta en lugar de cerrada la mayor parte del tiempo. Esta anomalía provoca una sensación de malestar en el oído, así como problemas de audición y habla. Con el tiempo, puede causar sensibilidad al ruido.

Causas y factores de riesgo

Una trompa de Eustaquio patulosa no siempre tiene una causa obvia. Algunos factores pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle esta afección. Estos incluyen :

algunos trastornos neurológicos, como accidente cerebrovascular o esclerosis múltiple
pérdida de peso
el embarazo
cicatrices después de la cirugía en la nariz o la garganta
ansiedad y estrés
algunos medicamentos, incluidos los diuréticos
agotamiento
ejercicio
condiciones que causan problemas con la mandíbula

El tejido graso y los músculos pequeños mantienen la trompa de Eustaquio abierta o cerrada, por lo que la pérdida de peso y de masa muscular puede afectar esta acción.

Las hormonas tienen una variedad de efectos en el cuerpo. Estos incluyen cambiar el equilibrio de líquidos y moco, lo que podría tener un efecto sobre la trompa de Eustaquio. Los diuréticos y el ejercicio también pueden hacer que el cuerpo pierda líquidos.

Los trastornos de la articulación temporomandibular y los músculos son un grupo de afecciones que impiden que la mandíbula funcione normalmente. La mandíbula y el oído medio comparten algunos nervios y músculos, por lo que una afección de la mandíbula podría afectar la trompa de Eustaquio.

Síntomas

Uno de los principales síntomas de la trompa de Eustaquio patulosa es la autofonía distorsionada , lo que significa que una persona puede escuchar su propia voz, respiración o pulso. Por lo general, el cerebro bloquea estos sonidos.

Una persona con la afección puede encontrar que su voz suena más fuerte de lo normal. Para el oyente, la voz de una persona puede sonar congestionada, más tranquila o más profunda de lo habitual.

La trompa de Eustaquio patulosa puede hacer que una persona escuche el eco de su propia voz o el sonido de las olas. Este efecto puede dificultar que una persona forme sonidos y hable. Pueden ser conscientes de su voz y hablar más bajo de lo normal o evitar hablar.

Otros síntomas pueden incluir:

audiencia amortiguada
un zumbido o zumbido en los oídos, llamado tinnitus
el oído se siente lleno o bloqueado
sintiendo la necesidad de aclarar el oído
sentir el cambio de presión en el oído al inhalar y exhalar

Diagnóstico

Puede ser difícil diagnosticar la trompa de Eustaquio patulosa porque la afección es poco común, no tiene una causa clara y comparte algunos síntomas con dolor de oído y tinnitus. No existen pautas claras para el diagnóstico ni pruebas específicas para la afección.

Un médico generalmente diagnosticará la afección preguntándole a la persona sobre su historial médico y sus síntomas. Pueden examinar el oído, la parte posterior de la nariz y la garganta.

Una prueba estándar es la timpanometría, que utiliza la presión del aire para comprobar qué tan bien transmiten las vibraciones el tímpano y el oído medio. Esta prueba puede verificar la acumulación de líquido en el oído, lo que sugeriría una afección diferente como causa de los síntomas.

Un médico debe poder distinguir la trompa de Eustaquio patulosa de una infección de los senos nasales porque no habrá presión en los senos nasales.

Tratamiento

Algunas personas que solo experimentan síntomas ocasionales pueden controlarlos sin tratamiento.

Aspirar suavemente puede causar un vacío que cierra temporalmente la trompa de Eustaquio. Sin embargo, las personas deben hacer esto con cuidado, ya que inhalar con demasiada frecuencia puede causar presión en el oído medio. Esta presión puede provocar complicaciones, como líquido en el oído medio o daño al tímpano.

Una persona puede acostarse o poner la cabeza entre las rodillas. En estas posiciones, los tejidos de la cabeza se hinchan temporalmente, lo que obliga a cerrar la trompa de Eustaquio.

Si la causa de la afección es que la trompa de Eustaquio se está resecando, algunos tratamientos pueden ayudar. Estos tienen como objetivo humedecer la membrana para que vuelva a funcionar normalmente e incluyen:

beber más líquidos
enjuague nasal salino
gotas nasales de hormonas

También existen opciones quirúrgicas para tratar la trompa de Eustaquio patulosa.

Un pequeño tubo de plástico llamado arandela puede ayudar a detener los cambios de presión. El tubo mantiene la presión igual en el oído al permitir que el aire pase a través del tímpano. Este procedimiento menor generalmente no requerirá pasar la noche en el hospital, pero es posible que no siempre funcione para tratar la autofonía distorsionada.

En algunos casos, puede ser posible reconstruir la trompa de Eustaquio con injertos o implantes. Este proceso quita el revestimiento del tubo y usa implantes de grasa para hacerlo más estrecho, lo que bloquea completamente el tubo durante unos meses. Después de esto, la trompa de Eustaquio debería funcionar normalmente nuevamente.


Compartir