Las terapias alternativas pueden aliviar los trastornos intestinales

Terapias naturales, remedios

Una nueva revisión sugiere que varias terapias naturales pueden ser efectivas para el tratamiento de trastornos intestinales como el síndrome del intestino irritable (SII), el estreñimiento funcional y la colitis ulcerosa.

La revisión analizó una variedad de terapias que incluyen probióticos, prebióticos, simbióticos (que combinan probióticos y prebióticos en una forma sinérgica), fibra y medicamentos a base de hierbas.

Según los autores, los resultados muestran que, según los estudios disponibles, los probióticos, simbióticos, psyllium y algunos medicamentos a base de hierbas (principalmente aceite de menta) parecen ser efectivos para mejorar los síntomas del SII.

Los simbióticos y la fibra parecen ser beneficiosos en pacientes con estreñimiento funcional, y la administración de la cepa no patógena Nissle 1917 de Escherichia coli (utilizada en el trasplante de microbioma fecal o FMT) parece ser tan eficaz como el fármaco antiinflamatorio mesalamina para mantener remisión en pacientes con colitis ulcerosa.

Además, en pacientes con formas clínicas leves de colitis ulcerosa, el tratamiento con probióticos puede ayudar a prevenir la recaída.

Un problema generalizado sin cura

Los autores señalan que los trastornos intestinales son un problema mundial generalizado. En particular, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), incluida la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, aunque es menos común, puede tener un fuerte impacto en la calidad de vida de los pacientes y su tratamiento puede ser costoso.

Dado que la medicina convencional no puede ofrecer una cura definitiva para estos trastornos, muchos pacientes buscan alternativas en busca de alivio.

“Se debe informar a los pacientes con trastornos intestinales funcionales comunes, como estreñimiento idiopático crónico [es decir, sin causa médica conocida] y síndrome del intestino irritable que no pueden encontrar beneficio o tienen efectos adversos con el uso de terapias farmacológicas tradicionales, o que existen medicinas alternativas que pueden ser efectivas”, dijo el Dr. Diego Curro, autor principal del estudio, que fue publicado en el British Journal of Pharmacology .


Compartir