Las fresas ‘alimentan’ los glóbulos rojos

Las fresas 'alimentan' los glóbulos rojos

Comer fresas a diario puede ayudar a fortalecer los glóbulos rojos, según investigadores italianos y españoles.

En este pequeño estudio publicado, 12 voluntarios sanos fueron alimentados con medio kilo (500 g) de fresas ‘Sveva’ (una variedad que se sabe que es particularmente alta en antioxidantes) en el transcurso de un día durante dos semanas. Los análisis de sangre mostraron que comer fresas mejoró la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo y también hizo que los glóbulos rojos fueran más resistentes a la fragmentación.

Este efecto estimulante de la llamada de sangre se ha demostrado previamente en experimentos de laboratorio, pero este estudio en humanos agrega peso a esos hallazgos. Las fresas contienen una gran cantidad de compuestos fenólicos, como los flavonoides, que tienen propiedades antioxidantes.

Estas sustancias combaten los radicales libres y el estrés oxidativo en el organismo, que se ha relacionado con determinadas enfermedades como las cardiopatías, el cáncer y la diabetes y con el envejecimiento prematuro.

El siguiente paso de los investigadores es observar diferentes variedades de fresas para ver qué tipos ofrecen los mayores beneficios.

En un estudio relacionado, los investigadores del Instituto Salk de Estudios Biológicos informan que la fisetina, un flavonoide natural que se encuentra con mayor abundancia en las fresas y, en menor medida, en otras frutas y verduras, puede disminuir las complicaciones de la diabetes y bien puede ser beneficioso en trastornos del sistema nervioso como pérdida de memoria.

Compartir