La curcumina podría ayudar a combatir la tuberculosis resistente a los medicamentos

curcuma, curcumina

Una nueva investigación indica que la curcumina, el principio activo de la cúrcuma, puede ayudar a combatir la tuberculosis resistente a los medicamentos.

La cúrcuma es un ingrediente común en los polvos de curry y la curcumina es la sustancia que le da a la raíz su distintivo color amarillo y su sabor picante y amargo.

En Asia, la cúrcuma se usa para tratar muchas condiciones de salud y tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y quizás incluso anticancerígenas

La tuberculosis (TB) es una enfermedad causada por una bacteria en el aire, Mycobacterium tuberculosis, que generalmente ataca los pulmones, pero también puede dañar el cerebro, los riñones y la columna.

Desde hace mucho tiempo, la tuberculosis se ha tratado con éxito con antibióticos; pero a medida que se propaga la resistencia a los antibióticos, algunas cepas de la bacteria de la tuberculosis desarrollan resistencia a los medicamentos.

Por tanto, es fundamental encontrar nuevas vías de tratamiento para la tuberculosis resistente a los medicamentos (así como cualquier otra bacteria resistente a los antibióticos ).

Los investigadores, que informaron en la revista Respirology , encontraron que al estimular las células inmunitarias humanas llamadas macrófagos (un tipo de glóbulo blanco que elimina cualquier sustancia extraña, microbios, células cancerosas o desechos celulares del cuerpo como parte del sistema inmunológico), la curcumina pudo matar y eliminar con éxito Mycobacterium tuberculosis , de células infectadas experimentalmente en el laboratorio.

Potencial nuevo tratamiento

«Con la aparición mundial de la tuberculosis altamente resistente a los medicamentos, se necesitan con urgencia nuevos agentes que tengan efectos antimicobacterianos directos o que mejoren la inmunidad del huésped», escriben los autores en el artículo. Señalan que sus resultados mostraron que la curcumina inhibió la activación de una molécula celular llamada factor nuclear-kappa B y estimuló el sistema inmunológico para matar la bacteria Mycobacterium tuberculosis.

Esta capacidad apunta a un posible nuevo tratamiento de la tuberculosis que sería menos propenso al desarrollo de resistencia a los medicamentos.

«Nuestro estudio ha proporcionado evidencia básica de que la curcumina protege contra la infección por Mycobacterium tuberculosis en las células humanas», dijo el Dr. Xiyuan Bai, autor principal del estudio. «El papel protector de la curcumina para combatir la tuberculosis resistente a los medicamentos aún necesita confirmación, pero si se valida, la curcumina puede convertirse en un tratamiento novedoso para modular la respuesta inmune del huésped para superar la tuberculosis resistente a los medicamentos».


Compartir