La calidad del sueño de los niños vinculado a la materia gris y coeficiente intelectual

sueño, melatonina, niños

Los niños que duermen mejor (es decir, los que se despiertan menos durante la noche) y los que se despiertan antes tienen más materia gris en el cerebro (específicamente, en ocho regiones corticales y en el hipocampo), se desempeñan mejor académicamente y tienen una mayor nivel de inteligencia (CI).

Así lo han demostrado científicos del Instituto Universitario de Investigación en Deporte y Salud (iMUDS) y del Centro de Investigaciones Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), ambos adscritos a la Universidad de Granada (UGR).

Los científicos están colaborando en el estudio ‘ActiveBrains’ liderado por el investigador Francisco Ortega, que involucra una muestra de más de 100 niños con sobrepeso u obesidad.

Su trabajo, publicado en la revista Pediatric Obesity, revela que las regiones del cerebro asociadas con el sueño en los niños incluyen: la temporal (circunvolución temporal inferior y circunvolución fusiforme), la parietal (corteza parietal superior, circunvolución supramarginal, circunvolución poscentral y precuneus), el frontal (giro medial frontal-superior) y el subcortical (hipocampo).

Esta investigación destaca la importancia de desarrollar estrategias para mejorar la calidad del sueño de los niños (no solo su duración) a nivel cognitivo en las distintas etapas del desarrollo infantil.

Una ventana de tiempo apropiada

“De manera similar, descubrimos que despertarse más temprano estaba fuertemente asociado con un mejor rendimiento académico. Este resultado parece indicar que se debe asegurar la ventana de tiempo adecuada, desde que el niño se despierta hasta que comienza la jornada escolar, asegurando así una buena activación cognitiva ”, apunta Hidalgo Migueles.

Entre los aspectos más originales de este estudio está el hecho de que los autores realizaron una medición objetiva y muy detallada del sueño a través de acelerómetros integrados en smartbands que los niños usaron durante la noche.

Los científicos de la UGR también obtuvieron imágenes de alta calidad de la actividad cerebral de los escolares mediante la resonancia magnética realizada en el CIMCYC.


Compartir