Investigadores desarrollan un algoritmo novedoso para el diagnóstico de la demencia

demencia, artritis reumatoide

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y la Universidad de Oulu, en colaboración con un equipo internacional, han creado un nuevo algoritmo basado en biomarcadores de diagnóstico para el diagnóstico de la demencia. El equipo está dirigido por la profesora Barbara Borroni de la Universidad de Brescia, Italia. El artículo fue publicado en la revista Diagnostics.

El diagnóstico preciso de los diferentes tipos de demencia es con frecuencia complicado y, a menudo, no se puede establecer en las primeras fases de la enfermedad debido a la falta de herramientas de diagnóstico prácticas y específicas. Además, los síntomas clínicos de los pacientes con diversas enfermedades neurodegenerativas a menudo se superponen y, por lo tanto, no siempre es posible un diagnóstico preciso.

Sin embargo, se necesita un diagnóstico preciso para permitir el manejo de la enfermedad de la mejor manera posible. Por ejemplo, los inhibidores de colinesterasa farmacéuticos ampliamente utilizados son beneficiosos en el tratamiento sintomático y ayudan a mantener las actividades de la vida diaria en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, empeoran los síntomas clínicos y neuropsiquiátricos en pacientes con demencia frontotemporal.

En el futuro, se dispondrá de fármacos modificadores de la enfermedad para el tratamiento individualizado de la demencia. Los pacientes que se benefician de estas intervenciones deben ser reconocidos lo antes posible para prevenir el daño neuronal irreversible y la pérdida asociada con el deterioro cognitivo y la capacidad disminuida para la vida independiente.

El actual algoritmo de diagnóstico novedoso ayudará a diferenciar de forma fiable a los pacientes con diferentes tipos de demencia y también es útil para seleccionar pacientes para ensayos clínicos de fármacos.

Los nuevos biomarcadores son más sensibles y específicos, pero aún no están ampliamente disponibles

Los biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer basados ​​en el líquido cefalorraquídeo desarrollados a finales del siglo pasado tuvieron un impacto revolucionario en el diagnóstico de la demencia. Sin embargo, recientemente se ha demostrado que la especificidad de estos biomarcadores para diferenciar las enfermedades demenciales entre sí es baja, lo que ha aumentado la presión para desarrollar nuevos biomarcadores mejorados para el diagnóstico de la demencia.

Los biomarcadores de nueva generación se basan ampliamente en la utilización de muestras de sangre en lugar de muestras invasivas de líquido cefalorraquídeo. Basándose en el algoritmo actual, los investigadores recomiendan la utilización de niveles de cadenas ligeras de neurofilamentos sanguíneos en la detección de demencias. Además, el nuevo algoritmo permite el diagnóstico del tipo de demencia más común, la enfermedad de Alzheimer, basándose en el análisis de muestras de sangre. Más adelante, es posible que los análisis basados ​​en el líquido cefalorraquídeo solo sean necesarios para el diagnóstico de formas más raras de demencia.

El algoritmo ahora publicado aún no se puede aplicar en el trabajo clínico diario, ya que la mayoría de los biomarcadores no están ampliamente disponibles hasta ahora en los laboratorios clínicos. No obstante, los investigadores creen que los resultados prometedores acelerarán la accesibilidad de estas mediciones de biomarcadores en un futuro próximo.

Este trabajo es parte de las actividades de investigación de la Red de Investigación FTD de Finlandia, FinFTD.


Compartir