Inteligencia emocional

Inteligencia emocional

El estrés y los conflictos pueden surgir en respuesta a la brusquedad o falta de idea de otra persona. El daño intencional o presionar botones inconscientemente pueden alimentar nuestras llamas emocionales. Siga leyendo para obtener más información sobre la inteligencia emocional, lo que subyace a los sentimientos desafiantes y consejos sobre cómo sobrellevar la situación.

¿Alguna vez te has sentido desinflado por los comentarios dañinos o ajenos a un compañero de trabajo? ¿Desconcertado por la agresividad pasiva de un miembro de la familia? ¿Enojado por el talento de un amigo para crear el caos? La falta de inteligencia emocional podría ser la razón.

La inteligencia emocional es la capacidad de notar, expresar y discernir lo que sentimos. Nos ayuda a comprender y responder a las emociones, las nuestras y las de los demás.

Una educación en emociones

Hay cinco aspectos clave para ser emocionalmente inteligente: autoconciencia, habilidades sociales, empatía, motivación para alcanzar las metas y capacidad para manejar las propias emociones. Estos bloques de construcción nos ayudan a pensar, tomar decisiones y navegar por las relaciones.

Sintiendo nuestros sentimientos completos

Antes de que podamos dar sentido a las emociones de los demás, es importante que primero prestemos atención a las nuestras. Hacer espacio para sentir plenamente lo que está presente y confiar en que esos sentimientos nunca están fuera de lugar». A través de esto, podemos llegar a saber cómo nos sentimos realmente por algo o alguien.

Elevando nuestra inteligencia emocional

La inteligencia emocional no es un rasgo fijo; se puede aprender y practicar. La meditación de atención plena (mindfulness), puede tener un fuerte impacto en la regulación emocional. Nos ayuda a aprender a observar nuestras reacciones, en lugar de actuar de inmediato.

QE versus QI

QI (coeficiente intelectual) es la medida de la capacidad intelectual de una persona para comprender y aprender; en contraste, QE (cociente emocional) evalúa habilidades como ser un jugador de equipo, tener la capacidad de “leer una habitación” y manejar los impulsos para cumplir con una fecha límite. Las habilidades de inteligencia emocional tienden a determinar el éxito en las relaciones, tanto en el hogar como en el trabajo, mucho más que la capacidad intelectual por sí misma.

Lo que es nuestro y el de ellos

¿Cómo puede ayudarnos la inteligencia emocional ante la negatividad de los demás? Navegar por las relaciones tóxicas depende casi por completo de nuestras habilidades sociales, empatía, autoconciencia y autoconfianza. Establecer límites claros sobre cuánto caos y negatividad toleraremos, como establecer límites, por ejemplo, la manipulación o la inconsistencia, puede ayudarnos a encontrar nuestro camino a través de tales interacciones.

Podemos llegar a ver cómo nos afectan personas específicas junto con lo que realmente está sucediendo dentro de nosotros. Esto puede crear más espacio interno a medida que nos aclaramos lo que es ‘nuestro’ y lo que es ‘de ellos’, por así decirlo.

Las realizaciones en nuestras reacciones

Mucho se revela en nuestras propias respuestas a las interacciones molestas con los demás. Tanto la naturaleza como la intensidad de nuestras reacciones pueden arrojar luz sobre los lugares en nosotros que necesitan nuestra atención y que, en última instancia, quieren ser sanados.

¿Por qué tan inconsciente?

La infancia puede ser la culpable de la falta de inteligencia emocional o el retraso en el crecimiento. La inteligencia emocional se cultiva en nuestros contextos más tempranos (el hogar, la escuela, el patio de recreo) y cuando los niños, por una variedad de razones desafortunadas, tienen que pasar a un modo de supervivencia, el desarrollo y la confianza en sus reacciones emocionales pueden apagarse.

Seguridad para sentir

Muchos de nosotros hemos aprendido que las emociones, especialmente las grandes, son algo que se debe evitar o controlar. Todos necesitamos lugares seguros para traer y sentir nuestro yo emocional completo, para que podamos tener acceso a todos nosotros.

Malentendidos / malentendidos culturales

Nuestros contextos dan forma a nuestra expresión emocional. La inteligencia emocional está completamente impulsada por la cultura. Algunas sociedades valoran la expresión de las emociones o su ausencia. Las interacciones interculturales a menudo conducen a juicios y críticas; por ejemplo, si tiene un gerente que valora la no expresión estoica de frustración que supervisa a los empleados que naturalmente articulan el estrés como parte de su proceso para seguir adelante y dejarlo ir, tiene un perfecto tormenta con cada lado malinterpretando al otro.

Sentirse libre de sentir

“Somos expertos en contener y controlar nuestras emociones, modulando cuánto de nosotros mismos debemos aportar [para] lograr un resultado o impacto deseado. Puede ser un gran alivio saber la verdad de alguien, su posición, lo que está sintiendo. Puede que no nos guste, pero al menos es cierto y podemos responder a él .

Tratar con personas tóxicas

Establezca límites claros para el comportamiento inaceptable.
Comunique su posición de forma clara y respetuosa.
Mantenga su conciencia de lo que necesita, dándose permiso para cuidarse a sí mismo.
Observe lo que ha ido bien y demuestre aprecio por ello.
Aborde las situaciones desafiantes con esperanza y perseverancia.


Compartir