Hacer frente a los ataques de pánico

Terapias naturales, remedios

Sufrir ataques de pánico es una de las razones más comunes que dan las personas que acuden a una consulta a mi práctica de salud natural.

Las personas que vienen son tanto hombres como mujeres y pueden ser de cualquier edad. En algunos casos, han experimentado uno o un ‘grupo’ de ataques de pánico algunos años antes, que han disminuido y luego regresaron, en otros son una experiencia nueva y muy aterradora.

Los síntomas pueden incluir palpitaciones, sudor frío, desmayos o mareos, zumbidos en la cabeza, dolores en el pecho o en cualquier otro lugar y una sensación de ansiedad intensa. Es comprensible que el primer ataque a menudo se confunda con un ataque cardíaco o alguna otra crisis de salud física.

Para algunas personas, los ataques de pánico son específicos de la situación, como en el metro o en la oficina. Para otros, pueden suceder en cualquier lugar. La mayoría de las personas reconocerán al investigar que los ataques comienzan durante o justo después de un período de estrés particular en su vida, aunque en algunos casos, una vez que se experimenta un ataque de pánico, se puede establecer un patrón negativo de recurrencia.

El tratamiento generalmente incluirá algún tipo de alivio de emergencia para tomar en caso de que ocurra otro ataque de pánico y remedios para ayudar a mantener el sistema nervioso y evitar que vuelva a ocurrir. Los ataques de pánico recurrentes realmente se benefician de una exploración más profunda, como a través de asesoramiento o psicoterapia.

La buena noticia es que la mayoría de las personas que sufren ataques de pánico encuentran que el tratamiento con remedios naturales resuelve el problema.

En primer lugar, aquí hay algunos remedios para aliviar los ataques de pánico:

La combinación de flores de Bach llamada SOS o Five Flower Remedy es muy útil para tomar a los primeros signos de un ataque de pánico para ayudarlo a calmarse y puede evitar que se desarrolle uno si se toma lo suficientemente rápido.

Alternativamente, el remedio homeopático acónito es muy útil para los sentimientos de terror intenso y la sensación de que vas a morir.

El aceite esencial de lavanda se puede inhalar para aliviar un ataque de pánico; si es propenso a sufrir ataques de pánico, intente guardar un pañuelo de algodón con un poco de lavanda en una bolsa de plástico con cierre en su bolso. La lavanda también se puede aplicar en un aceite de masaje o usar en un quemador para ayudarlo a calmarse después de llegar a su hogar u oficina.

No existe un tratamiento único para todos para evitar que los ataques vuelvan a ocurrir; la mayoría de los médicos naturales tomarían en cuenta las circunstancias individuales para encontrar el mejor remedio, pero aquí hay algunos remedios que pueden probarse.

El remedio homeopático ignatia es útil cuando los ataques de pánico datan de un trauma emocional, como la ruptura de una relación o el duelo. El remedio homeopático arsenicum es bueno para los perfeccionistas que encuentran que el estrés de tratar de hacer todo bien comienza a ponerlos muy ansiosos, que luego se convierten en ataques de pánico.

En la Medicina Tradicional China son muchas las formulas indicadas para controlar y prevenir los ataques de pánico como por ejemplo, la «Less Stress«

Un aromaterapeuta daría un masaje con aceites como lavanda, geranio y neroli y estos también pueden usarse en un aceite de baño.

Las hierbas de manzanilla, toronjil, verbena, escutelaria y pasiflora se pueden combinar para tomar en infusión para fortalecer el sistema nervioso y ayudar a prevenir ataques de pánico; intente beber esta combinación en forma de té tres veces al día.

Medicina Tradicional China
Compartir