ESTUDIO: El veneno de la abeja mata las células de cáncer de mama más agresivas en 60 segundos

abeja

Una nueva investigación podría aliviar las picaduras de abejas, que aparentemente contienen una sustancia «extremadamente potente» que combate el cáncer

Los científicos están descubriendo que las picaduras de abejas no son del todo malas. El veneno que liberan en nuestro cuerpo es tóxico para una amplia gama de tumores, incluidos melanoma, cáncer de pulmón, ovario y páncreas, según pruebas de laboratorio recientes.

Ahora, se ha publicado un estudio de los efectos sobre el cáncer de mama que revela resultados asombrosos.

Una molécula llamada melitina, la misma sustancia responsable de crear la sensación dolorosa causada por la picadura de la abeja, también es capaz de destruir las células del cáncer de mama en una hora.

El estudio australiano evaluó la melitina en los dos tipos más agresivos de cáncer de mama, el cáncer de mama triple negativo y el cáncer de mama enriquecido con HER2, que tienen los peores resultados y tienden a desarrollar resistencia a los tratamientos existentes.

«El veneno era extremadamente potente», dijo la Dra. Ciara Duffy, quien dirigió la investigación. «Descubrimos que la melitina puede destruir completamente las membranas de las células cancerosas en 60 minutos».

Sorprendentemente, la melitina pudo cerrar los mensajes químicos entre las células cancerígenas, que son esenciales para el crecimiento y la división celular de las células cancerígenas.

Y lo mejor de todo, a diferencia de la quimioterapia y la radiación, el veneno de abeja no tuvo ningún efecto negativo en las células sanas circundantes.

Los investigadores dicen que la melitina se puede reproducir fácilmente para que las abejas no tengan que sufrir daños si la industria farmacéutica decide dejar que el tratamiento llegue al mercado.

El estudio encontró que el veneno de abejorro no contenía melitina y no tuvo ningún efecto sobre las células cancerígenas.


Compartir