El vínculo viral con el Alzheimer

Estudio, investigacion

Un equipo internacional de 31 científicos y médicos de alto nivel ha pedido a la comunidad médica y científica que se tome en serio la abrumadora evidencia de que la enfermedad de Alzheimer está relacionada con infecciones microbianas.

Su artículo enfatiza la necesidad urgente de realizar más investigaciones y, lo que es más importante, de ensayos clínicos de agentes antimicrobianos y relacionados para tratar la enfermedad.

La opinión médica actual es que la enfermedad de Alzheimer es causada por la acumulación de placas amiloides pegajosas en el cerebro que impiden que las neuronas se comuniquen entre sí, lo que lleva a la pérdida de memoria y al deterioro cognitivo.

Pero el editorial del Journal of Alzheimer’s Disease sugiere que una infección viral o bacteriana es lo que desencadena la acumulación de placa en primer lugar.

Preocupación profunda

«La enfermedad de Alzheimer causa un gran daño emocional y físico a quienes la padecen y a sus cuidadores, además de tener consecuencias económicas enormemente perjudiciales», escriben los autores del estudio.

“Escribimos para expresar nuestra preocupación por el hecho de que se haya descuidado un aspecto particular de la enfermedad, aunque el tratamiento basado en él podría ralentizar o detener la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

“Nos referimos a los numerosos estudios, principalmente en humanos, que implican a microbios específicos en el cerebro anciano, en particular, el virus del herpes simple tipo 1, la clamidia pneumoniae y varios tipos de espiroquetas (bacterias en forma de sacacorchos que causan, entre otras cosas, sífilis y enfermedad de Lyme). .

«Proponemos que ahora se justifique la investigación adicional sobre el papel de los agentes infecciosos en la causa de la enfermedad de Alzheimer, incluidos los ensayos prospectivos de la terapia antimicrobiana».

Bloqueo de nuevos tratamientos

El nuevo artículo resume abundantes datos que implican a estos microbios y dice que hasta ahora este trabajo ha sido ignorado o descartado en gran medida como controvertido, a pesar de la ausencia de evidencia en contrario.

Por esta razón, dicen los autores, se ha rechazado la financiación de ensayos clínicos, a pesar de que entre 2002 y 2012 se llevaron a cabo más de 400 ensayos clínicos fallidos para el Alzheimer, basados ​​en otros conceptos. Esto, sugieren, ha ralentizado el progreso en encontrar una causa y una cura para la enfermedad de Alzheimer.

La oposición a la idea de que los microbios podrían causar la enfermedad de Alzheimer se asemeja a la feroz resistencia a los estudios de hace algunos años que demostraron que los virus causan ciertos tipos de cáncer y que una bacteria causa úlceras de estómago. Estos conceptos finalmente demostraron ser válidos, lo que llevó al desarrollo posterior de nuevos tratamientos.

Predisposicion genética

El profesor Douglas Kell de la Facultad de Química de la Universidad de Manchester y el Instituto de Biotecnología de Manchester es uno de los autores del editorial. Él dice: «Estamos diciendo que hay evidencia incontrovertible de que la enfermedad de Alzheimer tiene un componente microbiano latente; no podemos seguir ignorando toda la evidencia».

Los autores dicen que los virus y las bacterias son comunes en el cerebro de las personas mayores y, aunque generalmente están inactivos, pueden activarse por el estrés o si el sistema inmunológico está comprometido.

Kell también señala que estos microbios se pueden transmitir de formas distintas al contacto humano. Por ejemplo, se ha demostrado que los glóbulos rojos supuestamente estériles contienen microbios inactivos, lo que también tiene implicaciones para la seguridad de las transfusiones de sangre.

Alrededor de dos tercios de las personas adquirirán el virus del herpes en algún momento de sus vidas, y muchas no se darán cuenta de que lo tienen. El virus del herpes puede afectar el sistema nervioso central, en particular el sistema límbico en el cerebro que regula el estado de ánimo y el instinto y está asociado con el deterioro mental y cambios de personalidad.

Los investigadores también señalan el hecho de que una mutación genética conocida como APOEe4, que hace que una de cada cinco personas sea más susceptible a la enfermedad de Alzheimer, también aumenta su susceptibilidad a las enfermedades infecciosas.

Ya se sabe que las infecciones virales en el cerebro causan síntomas similares a los de la enfermedad de Alzheimer y los expertos dicen que el vínculo se ha «descuidado» durante demasiado tiempo.

La evidencia de este artículo también podría tener implicaciones para el tratamiento futuro de la enfermedad de Parkinson y otras afecciones neurológicas progresivas.


Compartir