El sol es un ‘nutriente’ clave para la salud mental

El sol es un 'nutriente' clave para la salud

No importa lo que suceda en el entorno natural, parece que la luz del sol es una particularidad importante para nuestra salud mental y emocional.

Varios estudios han intentado observar el efecto del clima en el estado de ánimo , pero dicen que los científicos de la Universidad Brigham Young, este nuevo estudio es diferente debido a cómo fue elaborado.

Para analizar los vínculos entre la salud mental y el clima, tres científicos coordinaron datos de sus campos individuales.

Mark Beecher, profesor clínico y psicólogo con licencia en BYU Counseling and Psychological Services, pudo brindar información sobre los momentos en que la angustia emocional se informó más utilizando datos de salud emocional de los clientes.

Mientras tanto, sus colegas Lawrence Rees, profesor de física en BYU, tenían acceso a datos meteorológicos y el profesor de estadística de BYU, Dennis Eggett, fue reclutado para identificar enlaces.

No importa la lluvia

El estudio tomó en cuenta 19 variables climáticas diferentes, incluida la sensación térmica, la lluvia, la irradiancia solar, la velocidad del viento, la temperatura y más.

En particular, encontraron que los días con una gran cantidad de sol, incluso cuando estaban intercalados con momentos nublados o tormentosos, parecían tener el impacto más positivo en nuestro bienestar.

«Esa es una de las piezas sorprendentes de nuestra investigación», dijo Beecher. “En un día lluvioso, o en un día más contaminado, la gente asume que sentiría más angustia. Pero no vimos eso.

El estudio solo analizó los vínculos entre la luz solar y la salud mental, en lugar de profundizar en las razones detrás de estos vínculos.

Sin embargo, varios estudios han sugerido que nuestros niveles de vitamina D pueden influir en nuestra salud mental. Una revisión internacional en 2014 analizó más de 100 artículos destacados sobre el tema.

Este estudio, publicado en la revista Medical Hypotheses , encontró que es probable que la vitamina D sea un factor que contribuya a la depresión estacional.

Estar preparado

Los autores del estudio actual sugieren que el vínculo entre la falta de luz solar y la angustia emocional es válido para la población en general y no solo para aquellos diagnosticados con trastorno afectivo estacional (TAE).

Según Beecher, con menos horas de sol, los clientes serán particularmente vulnerables a la angustia emocional. Los terapeutas deben ser conscientes de que los meses de invierno serán una época de gran demanda por sus servicios y deben estar preparados con consejos preventivos.

Estas estrategias de prevención pueden incluir:

Suplementos de vitamina D3 (evite la vitamina D2 sintética)
Bombillas y / o caja de luz de espectro completo
Pase el mayor tiempo posible al aire libre


Compartir