El papel de la luteína en la reducción de la inflamación ocular

Ojos

El aumento de la ingesta de luteína puede no solo tener un papel beneficioso directo en la mácula del ojo, sino que también puede ayudar a combatir la inflamación sistémica, según un nuevo estudio.

La mácula es una mancha amarilla de unos cinco milímetros de diámetro en la retina. Un pigmento macular delgado puede permitir el paso de la luz azul y destruir las células.

Mantener altos niveles de ambos carotenoides y, por lo tanto, del pigmento macular, es un enfoque válido para mantener la salud ocular y reducir el riesgo de enfermedades como la Degeneracion Macular asociada con la eda (DMAE).

El nuevo estudio, publicado en Acta Ophthalmology , se suma a un cuerpo científico cada vez mayor que respalda el papel vital de los carotenoides luteína y zeaxantina para la salud ocular. Estos compuestos son los únicos carotenoides capaces de filtrar la dañina luz azul que puede dañar las células del ojo, los bastones y los conos.

Los investigadores reclutaron a 70 personas con DMAE en etapa temprana y les asignaron al azar para recibir 10 mg por día de luteína o placebo durante un año.

Los resultados indicaron que la suplementación con 10 mg por día de luteína redujo los niveles de una sustancia en el cuerpo llamada sC5b-9, un marcador de inflamación sistémica, en comparación con el placebo.

El vínculo entre la luteína y la salud ocular fue informado por primera vez en 1994 por investigadores de la Universidad de Harvard, quienes encontraron un vínculo entre la ingesta de alimentos ricos en carotenoides, particularmente verduras de hoja verde oscuro como la espinaca, y una reducción significativa de la DMAE.

Este estudio es el primero en demostrar que una mayor ingesta dietética de luteína reduce el nivel plasmático de sC5b-9 de acuerdo con los científicos de la Clínica Oftalmológica de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos y la Universidad de Manchester en Inglaterra.

Debido a los vínculos entre la inflamación sistémica y el curso de la DMAE, añaden que «la suplementación con luteína puede considerarse como una posible prevención y tratamiento de la DMAE».


Compartir