El Lúpulo podría ayudar a combatir las enfermedades dentales

Lúpulo

Las hojas de lúpulo que se descartan durante la elaboración de la cerveza están repletas de polifenoles antioxidantes que podrían proteger contra las enfermedades dentales, según investigadores japoneses.

En un estudio en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, Yoichi Shibusawa de la Universidad de Farmacia y Ciencias de la Vida de Tokio y sus colegas dicen que su investigación anterior sugirió que las proantocianidinas antioxidantes en las hojas del lúpulo ( Humulus lupulus ), conocidas como brácteas, pueden ayudar combatir la enfermedad de las encías y la caries dental.

El extracto de bráctea impidió que las bacterias responsables de estas afecciones dentales se adhirieran a las superficies y evitó la liberación de algunas toxinas bacterianas, lo que sugiere «una posibilidad para el uso beneficioso e industrial de las brácteas de lúpulo que no se utilizan en la elaboración de cerveza».

En su última investigación, identificaron más sustancias en el extracto de bráctea que podrían ser responsables de estos efectos saludables.

¿Va a desperdiciar?

Cada año, la UE, responsable del 50% de la producción mundial, cosecha alrededor de 57.000 toneladas de lúpulo . Los agricultores estadounidenses cosechan alrededor de 23.000 toneladas. China y Etiopía también son importantes productores de lúpulo.

Pero las brácteas no se usan para hacer cerveza y generalmente se descartan (aunque se ha sugerido que podrían usarse como un componente de la alimentación animal o como mejoradores del suelo).

Por lo tanto, existe potencialmente una gran cantidad de brácteas que se desperdician y que podrían reutilizarse y estudios previos han confirmado que tienen más antioxidantes que el té.

Pero se han informado muy pocos de los potencialmente cientos de compuestos en las brácteas. El grupo de Tanaka decidió investigar qué sustancias en estas hojas podrían causar esos efectos saludables.

Nuevos compuestos

Usando una técnica de laboratorio llamada cromatografía, encontraron tres nuevos compuestos, un compuesto ya conocido que se identificó por primera vez en plantas y 20 compuestos ya conocidos que se encontraron por primera vez en el lúpulo. En total, se aislaron más de 100 componentes diferentes de una muestra de brácteas.

También se encontró que las brácteas contienen cantidades sustanciales de proantocianidinas, que son antioxidantes saludables.

El equipo sugiere que ahora se necesitan más estudios que investiguen los efectos biológicos de los compuestos recientemente identificados para maximizar el potencial industrial de las brácteas de lúpulo.


Compartir