El consumo de marisco beneficia a los adultos mayores con riesgo de Alzheimer

marisco

Una investigación publicada en la revista Journal of the American Medical Association encontró que los adultos mayores con un gen de riesgo importante para la enfermedad de Alzheimer conocido como APOE-ε4 que comían al menos una porción de mariscos por semana mostraban menos signos de cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer.

Por el contrario, esta asociación no se encontró en los cerebros de los voluntarios que comían pescado semanalmente pero que no portaban el gen de riesgo.

Los investigadores también examinaron los cerebros en busca de niveles de mercurio, que se puede encontrar en los mariscos y se sabe que es dañino para el cerebro y el sistema nervioso.

Descubrieron que el consumo de mariscos se asoció con un aumento de los niveles de mercurio en el cerebro, pero no con la cantidad de placas de proteína beta amiloide y marañas de proteína tau, las características de la enfermedad de Alzheimer.

Voluntarios mayores que participan en el estudio ‘Proyecto de Memoria y Envejecimiento’ (MAP, por sus siglas en inglés), llevado a cabo por el Centro Médico de la Universidad Rush, en Estados Unidos, completaron cuestionarios dietéticos anuales durante varios años. Al comienzo del estudio, los participantes eran cognitivamente normales, pero algunos finalmente desarrollaron deterioro cognitivo y demencia.

Los investigaores analizaron los cerebros de 286 participantes en el estudio fallecidos, cuya edad promedio era de 89,9 años, para detectar neuropatologías o cambios cerebrales perjudiciales, tanto de la enfermedad de Alzheimer como de otras demencias.

Compartir