Demasiada azúcar significa demasiadas arrugas

Piel, acne, probioticos, acido hialuronico

Un nuevo estudio publicado en la revista Age ha demostrado que consumir grandes cantidades de azúcar a lo largo de los años puede envejecer prematuramente la piel.

Los investigadores holandeses dividieron a 569 voluntarios sanos en tres grupos según si tenían concentraciones bajas, medias o altas de glucosa en sangre después de una comida. También se incluyeron en el estudio 33 personas con diabetes que tenían niveles de glucosa en sangre aún más altos.

Un grupo de 60 evaluadores independientes vieron fotos de los voluntarios y calificaron la edad de cada uno. Incluso cuando se tuvieron en cuenta otros factores que afectan la apariencia, como la edad real, el tabaquismo y un historial de tomar el sol, los resultados muestran que los niveles altos de azúcar en sangre hacen que las personas parezcan mayores.

La mayor brecha entre la edad real y la edad percibida fue de 1 año y 7 meses (de un promedio de 59,6 años a 61,2 años), entre los que tenían los niveles más bajos de glucosa y los diabéticos. Pero incluso entre los grupos de glucosa más baja y más alta, los evaluadores juzgaron que los participantes eran un año mayores de lo que realmente eran.

En general, dicen los investigadores, por cada 0,18 gramos de aumento de glucosa por litro de sangre hubo un salto de cinco meses en la edad percibida.

“Lo que sucede en el cuerpo está escrito en la cara”, dijo el investigador principal David Gunn de Unilever Research en el Reino Unido.

Esta no es la primera vez que se ha descubierto que el azúcar juega un papel en el envejecimiento prematuro . De hecho, los diabéticos a menudo muestran signos tempranos de envejecimiento debido a años de niveles altos de azúcar en sangre no detectados.

La causa es un proceso natural que se conoce como glicación, en el que el azúcar en el torrente sanguíneo se adhiere a las proteínas para formar nuevas moléculas dañinas llamadas productos finales de glicación avanzada (irónicamente, AGE para abreviar). Mientras más azúcar ingiera, más AGE produce su cuerpo.

Los azúcares no solo afectan la piel, también afectan a otros órganos y tejidos del cuerpo y están involucrados en el desarrollo de la diabetes.

A medida que se acumulan, los azúcares dañan las proteínas adyacentes en forma de dominó. Los más vulnerables al daño: el colágeno y la elastina, las fibras proteicas que mantienen la piel firme y elástica. De hecho, el colágeno es la proteína más prevalente en el cuerpo. Una vez dañados, el colágeno y la elastina elásticos y resistentes se secan y se vuelven quebradizos, lo que provoca arrugas y flacidez.

Según un estudio de 2001 publicado en el British Journal of Dermatology, estos efectos del envejecimiento comienzan aproximadamente a los 35 años y aumentan rápidamente después de eso.

Además de dañar el colágeno, una dieta alta en azúcar también afecta el tipo de colágeno que tienes, otro factor en la resistencia de la piel a las arrugas. Los colágenos más abundantes en la piel son los tipos I, II y III, siendo el tipo III el más estable y duradero.

La glicación transforma el colágeno tipo III en tipo I, que es más frágil y está más asociado con arrugas prematuras.

Además de reducir las cosas dulces, hay varias cosas que puede hacer para ayudar a su piel:

Las vitaminas B 1 y 6 son potentes inhibidores de AGE. Un multivitamínico de buena calidad asegurará que obtenga lo que necesita junto con el espectro completo de otros nutrientes de apoyo como las vitaminas C y E

Si va a pasar un tiempo prolongado al sol, considere usar un protector solar ya que la exposición al sol aumenta los niveles de AGE

Obtenga muchos antioxidantes a través de su dieta

Use productos de calidad para el cuidado de la piel que apoyen la salud de la piel.

También puede consultar nuestro artículo La vida secreta de su piel para obtener más información sobre cómo amar, y comprender, los ritmos naturales de su piel.

Compartir