El virus del papiloma humano (VPH)

Virus, herpes

Una búsqueda rápida en la web del VPH produce más de 19 millones de resultados, con todo tipo de información, gran parte de la cual es médicamente inexacta. Ya sea que haya sido diagnosticado recientemente o simplemente esté buscando comprender más sobre la infección de transmisión sexual más común , este artículo tiene la intención de brindarle un poco de tranquilidad, con respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el virus del papiloma humano (VPH) .

¿Qué es el VPH?

El VPH es un virus que a menudo, aunque no siempre, se transmite sexualmente. El VPH abarca más de cien cepas diferentes. Al igual que cualquier familia diversa, cada variedad es diferente. Algunas cepas causan verrugas en las manos, los pies (verrugas plantares) o los genitales. Aunque las verrugas son molestas, rara vez son dañinas y se tratan fácilmente. Otras cepas del VPH pueden causar cambios en las células del cuello uterino, lo que puede provocar cáncer de cuello uterino y, más raramente, cáncer de garganta, anal y, en los hombres, de pene.

¿Qué tan común es el VPH?

Las cifras son asombrosas. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 79 millones de estadounidenses tienen el virus y hay 14 millones de nuevas infecciones por VPH cada año. De hecho, el VPH es tan común que los expertos dicen que casi todas las personas sexualmente activas contraerán al menos una cepa del virus en algún momento de sus vidas.

Afortunadamente, el 90 por ciento de las infecciones por VPH son transitorias, lo que significa que desaparecen por sí solas en aproximadamente dos años sin ningún tratamiento. Es muy posible haber tenido, y haber desaparecido, una infección sin saber que estaba infectado en primer lugar.

¿Cómo se transmite el VPH?

El VPH se transmite con mayor frecuencia por contacto de piel a piel. Eso significa que ciertas cepas también pueden transmitirse sexualmente. Afecta a todas las personas, ya sea que se identifiquen como heterosexuales, bisexuales, transgénero, homosexuales, lesbianas o queer. Debido a que el VPH se transmite tan fácilmente por el simple contacto de piel a piel, los condones ayudan, pero no son infalibles. Y tampoco se transmite solo a través del contacto genital a genital. Los dedos y los juguetes también pueden transmitir el virus a una pareja.

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

La mayoría de las cepas del VPH son asintomáticas, lo que significa que no notará ningún signo de que tenga el virus. Si tiene síntomas, generalmente se desarrollarán entre unas pocas semanas y varios meses después de haber estado expuesto. Algunas cepas virales causan verrugas, que aparecen como lesiones en forma de coliflor en la piel o en las regiones genitales. Es posible que otras cepas no causen verrugas en absoluto, pero pueden causar cánceres peligrosos. Afortunadamente, estas cepas se pueden identificar mediante pruebas de Papanicolaou, por lo que las pruebas son tan importantes.

¿Cómo me hago la prueba del VPH?

Para las personas con cuello uterino, la prueba del VPH se puede incluir durante una prueba de detección de cáncer de cuello uterino o una prueba de Papanicolaou. Las pautas de detección han cambiado mucho recientemente. Aquí hay una descripción general de cuándo debe hacerse la prueba, según las recomendaciones de los CDC:

De 21 a 24 años: Detección de cáncer de cuello uterino cada 3 años. Debido a que las personas con un cuello uterino menor de 25 años eliminan las infecciones por VPH y los cambios en las células del cuello uterino con tanta rapidez, no hay razón para realizar la prueba del VPH.

De 25 a 29 años: examen cada 3 años para detectar cáncer de cuello uterino. Su médico no realizará la prueba del VPH a menos que haya células cervicales anormales.

De 30 a 65 años: si decide renunciar a la prueba del VPH, su médico le recomendará una prueba de detección del cáncer de cuello uterino cada 3 años. Si desea hacerse una prueba de detección de cepas de VPH de alto riesgo, puede prolongar sus exámenes a cada 5 años. Analice estas opciones con su proveedor para comprender qué opción tiene más sentido para usted.

No existen pautas para la prueba del VPH fuera de la detección del cáncer de cuello uterino en este momento, pero otras personas aún pueden beneficiarse de la vacuna contra el VPH u otras pruebas de detección de rutina, le recomendamos que hable de esto con su médico.

¿Qué significa si mi prueba resultó positiva para el VPH?

A pesar de que el VPH es extremadamente común, aún puede ser un shock recibir un diagnóstico. Si tiene 25 años o más y descubre que tiene el VPH pero no hay cambios en las células del cuello uterino en su prueba de Papanicolaou, puede simplemente observar, esperar y mantener saludable su sistema inmunológico. Tenga en cuenta que la mayoría de las personas con un sistema inmunológico saludable eliminarán el virus por sí solas sin tratamiento. Lo mejor que puede hacer es evitar fumar. Fumar reduce enormemente su capacidad para eliminar el virus. También debe descansar lo suficiente y mantener bajos sus niveles de estrés.

Si una prueba de detección reciente muestra que tiene cambios en las células del cuello uterino y una de las cepas de alto riesgo del VPH, su seguimiento será levemente diferente. Nuevamente, esto es muy común. Dado que una prueba de Papanicolaou es solo una herramienta de detección y no una prueba de diagnóstico, su médico deberá examinar su cuello uterino con un microscopio especial llamado colposcopio para determinar si hay cambios anormales en las células. Si los hay, su médico tomará una muestra del tamaño de una peca de sus células cervicales y las enviará a un patólogo para obtener más información. Este procedimiento puede implicar cólicos leves, pero no tendrá ningún efecto sobre su fertilidad o capacidad para tener un embarazo saludable en el futuro.

Si me vacunaron contra el VPH, ¿soy inmune?

La vacuna contra el VPH, también conocida como Gardasil, protege contra las cuatro cepas más comunes de VPH. Cubre dos de las cepas más comunes que causan verrugas genitales (tipos 6 y 11) y dos de las cepas más graves que causan cáncer de cuello uterino (tipos 16 y 18). La vacuna contra el VPH es muy eficaz para prevenir los cánceres de cuello uterino, pero no protegerá contra todas las cepas del virus.

¿Debería vacunarme contra el VPH?

Se recomienda enfáticamente la vacunación en los siguientes grupos de personas:

Mujeres: de 9 a 26 años
Hombres: de 9 a 21 años
Hombres que tienen sexo con hombres y hombres VIH positivos: de 21 a 26 años

¿Existe alguna desventaja de recibir la vacuna?

Cualquiera que sea alérgico a los ingredientes de Gardasil, incluidos aquellos que sean muy alérgicos a la levadura, no debe recibir la vacuna. Gardasil no es para mujeres embarazadas. La vacuna es más protectora en personas que nunca han tenido relaciones sexuales.

¿La vacuna cura el VPH?

La vacuna es estrictamente preventiva; no trata ni cura el VPH existente, los cambios en las células del cuello uterino o las verrugas genitales.


Compartir