Cómo regular el azúcar en sangre de forma natural

Vinagre Sidra Manzana

Si le preocupa equilibrar sus niveles de azúcar en sangre, mire a la naturaleza. Vea la fibra, el vinagre de sidra de manzana y la canela, solo algunos de los reguladores naturales del azúcar en sangre.

Nuestro sentido de equilibrio, energía y bienestar se rige en gran medida por los niveles de azúcar en sangre. En un mundo lleno de estrés y de agarrar y llevar, una mala alimentación y los hábitos sedentarios pueden fácilmente desmantelar este delicado equilibrio.

El azúcar en la sangre es muy importante, las fluctuaciones de azúcar en sangre pueden no siempre presentar un cuadro diabético, sin embargo, son un hilo común en la dieta: condiciones de bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia), inmunidad comprometida, mayor estrés, fatiga suprarrenal, rendimiento atlético reducido y antojos de azúcar después de las comidas.

Más allá de integrar el movimiento físico y la limpieza de la dieta, podemos recurrir a estos cinco reguladores naturales del azúcar en la sangre que están equipados de forma natural para brindar apoyo en el acto de equilibrio del azúcar en la sangre de nuestro cuerpo.

Antocianinas

Las antocianinas, que se encuentran abundantemente en frutas y verduras de la variedad de tonos rojo, morado y azul, son una familia de pigmentos vegetales solubles en agua. Una rica fuente de antioxidantes, las antocianinas se han estudiado por su función protectora para contrarrestar la inflamación y la aparición de la diabetes tipo 2. Además, los antioxidantes de la dieta, como las antocianinas, pueden proteger las células pancreáticas y la microvasculatura del estrés oxidativo causado por un nivel alto de azúcar en sangre.

Dado que estos compuestos vegetales tienen un alto contenido de fibra soluble, actúan como un amortiguador para inhibir ciertas enzimas digestivas, lo que ralentiza la rápida descomposición y liberación de carbohidratos en la glucosa en sangre.

Los alimentos llenos de antocianinas incluyen las bayas, la berenjena, las grosellas negras, el repollo rojo y los frijoles negros. La incorporación de estos alimentos vegetales ricos en nutrientes en la dieta, junto con fuentes de proteínas y grasas de alta calidad, ayudará a disuadir los cambios de azúcar en sangre. Esto fomenta un flujo de energía constante, especialmente a medida que disminuyen las horas de luz estacionales.

Vinagre de sidra de manzana

Reconocido por su destreza terapéutica en el cuerpo, el vinagre de sidra de manzana ha demostrado efectos positivos al aumentar la sensibilidad a la insulina y estimular a las células a metabolizar la glucosa.

El ácido acético, el compuesto activo del vinagre de sidra de manzana, detiene la digestión de los carbohidratos al ralentizar el vaciamiento gástrico y aumentar la absorción de glucosa por los tejidos. Los estudios también han demostrado que el ácido acético puede reducir el azúcar en sangre a través de su efecto sobre la actividad enzimática. El consumo de vinagre antes de acostarse, en particular, ha logrado reducir los niveles de glucosa en sangre en ayunas a la mañana siguiente en personas con diabetes tipo 2.

Otra investigación indica que los alimentos ácidos como el jugo de limón recién exprimido o los alimentos lacto-fermentados como la masa madre y el kéfir también pueden mejorar nuestra respuesta glucémica.

Razón de más para incluir vinagre de sidra de manzana en su próximo aderezo para ensaladas casero, receta de chips de col rizada o elixir inmunológico equilibrante.

Fibra

La fibra puede ser el aliado más cercano de nuestro azúcar en sangre. Lla fibra dietética es la táctica clínicamente más relevante para el equilibrio del azúcar en sangre. Funciona para diluir el contenido de azúcar del estómago, lo que retrasa el vaciado gástrico y permite que este proceso ocurra durante un período constante.

Estos efectos positivos probablemente se atribuyan a las propiedades viscosas de la fibra soluble y a la absorción más lenta de macronutrientes en el intestino. Amplios estudios que examinan el papel de la fibra soluble han demostrado una disminución del azúcar en sangre después de las comidas en un promedio del 20 por ciento.

Tanto la fibra soluble como la insoluble son parte integral de una digestión saludable, y podemos optimizar nuestro equilibrio de azúcar en la sangre al incluir alimentos fibrosos más abundantes como verduras de hoja, cereales integrales, legumbres, frutas de bajo índice glucémico, chía, cáñamo, linaza molida y psilio.

Cromo

El cromo es un micromineral esencial para el metabolismo de la glucosa y juega un papel en la aceleración de la acción de la insulina. Se ha demostrado que el cromo suplementario mejora la tolerancia a la glucosa, o la velocidad a la que el cuerpo puede eliminar el azúcar de la sangre. La eliminación de los carbohidratos refinados y procesados ​​de la dieta también tiende a tener este efecto.

Aunque muchos alimentos integrales contienen cromo, la cantidad suministrada es generalmente mínima. Las fuentes óptimas de cromo incluyen brócoli, huevos orgánicos, cebada, avena, judías verdes, cebollas y nueces. Una taza de brócoli contiene aproximadamente la mitad de la porción diaria recomendada de cromo.

Canela

El sabor versátil de la canela agrega un matiz cálido a una variedad de platos, pero ¿puede realmente promover el equilibrio del azúcar en la sangre?

Investigaciones anteriores han arrojado luz turbia sobre cómo funciona exactamente la canela para aumentar la sensibilidad a la insulina. Los hallazgos recientes continúan suscitando escepticismo, pero algunos han ofrecido una visión más cercana de la correlación entre la canela y el azúcar en sangre.

Un estudio aisló los polifenoles de la canela como una influencia positiva en las tasas de glucosa en ayunas de las personas con diabetes tipo 2. En otro estudio, 22 sujetos con síndrome metabólico fueron divididos en dos grupos y recibieron 500 mg por día de un extracto acuoso de canela o un placebo durante 12 semanas. Los sujetos que tomaron cápsulas del extracto acuoso registraron niveles más bajos de glucosa en sangre en ayunas en comparación con el grupo de placebo.

También se observaron cambios positivos en el control de la glucosa y la sensibilidad a la insulina en un grupo de estudio de hombres sanos después de solo dos semanas de suplementación diaria con canela. A pesar de este progreso, los resultados se revirtieron rápidamente tras el cese.

Si bien una pizca generosa de canela en nuestra papilla de trigo sarraceno puede tener un efecto terapéutico leve, se requiere más investigación a largo plazo para fundamentar las afirmaciones de su función fisiológica.

10 alimentos de bajo índice glucémico para la armonía del azúcar en sangre

verduras de hoja verde
nueces y semillas
aguacate
aceite de coco virgen sin refinar
Pepino
pescado salvaje
huevos y carne orgánicos
granos enteros germinados
frijoles y legumbres
bayas

Suplementos

antocianinas
fórmula antioxidante, arándano, acai, saúco, cerezas ácidas
ácido acético
tabletas de vinagre de sidra de manzana en polvo o fitocápsulas líquidas
fibra soluble
psyllium
acacia
linaza molida
cromo
picolinato de cromo
nicotinato de cromo
canela
Canela china ( Cinnamomum cassia )
Canela de Ceilán ( Cinnamomum verum )

¿Sabías?
Para las personas con diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune, la nutrición y el estado físico son esenciales para controlar el azúcar en la sangre. Sin embargo, debido a que en la diabetes tipo 1 el sistema inmunológico ataca y destruye las células beta pancreáticas productoras de insulina, se requieren inyecciones diarias de insulina.

La diabetes tipo 2 es una afección que involucra factores de estilo de vida y resistencia a la insulina. Ambas condiciones pueden provocar complicaciones como enfermedades cardiovasculares, retinopatía y neuropatía.


Compartir