Cómo hacer carbón activado, un desintoxicante natural

El carbón vegetal se ha utilizado con fines medicinales y de otro tipo durante siglos

El carbón activado es un remedio casero común con muchos usos, desde desintoxicar hasta mejorar la salud de los riñones.

Puede abastecerse de carbón activado como preparador aprendiendo cómo hacerlo en casa. Esto asegura que tenga acceso a un remedio casero versátil para problemas de salud menores, como problemas digestivos o de la piel.

Carbón activado: un remedio casero versátil

El carbón activado es un polvo negro fino hecho de ingredientes como carbón, cáscaras de coco, huesos de aceitunas, turba, coque de petróleo o aserrín.

El carbón vegetal se activa procesándolo a muy altas temperaturas , que cambian su estructura interna, reducen el tamaño de sus poros y aumentan su superficie. Esto produce carbón que es más poroso que el carbón regular.

El carbón activado es muy absorbente, lo que le permite unirse a moléculas, iones o átomos. El proceso de «activación» elimina las moléculas previamente absorbidas y libera los sitios de unión. El proceso también ayuda a reducir el tamaño de los poros en el carbón.

Cómo hacer carbón activado en casa.

Puede hacer carbón activado en casa quemando madera o material vegetal fibroso.

Haciendo el carbón

Enciender un fuego mediano al aire libre. El fuego debe estar lo suficientemente caliente para quemar madera. Inicie el fuego con cuidado y mantenga un extintor de incendios cerca.

Coloque las piezas de madera dura o el material vegetal en macetas de metal con un orificio de ventilación en la parte superior y cúbralos con una tapa. Si no tiene madera dura, use alternativas como material vegetal fibroso y denso (por ejemplo, cáscaras de coco). El flujo de aire hacia el interior de la olla debe mantenerse bajo durante este proceso.

Deje que los materiales se quemen en la olla durante tres a cinco horas. El vapor y el gas se escaparán por el orificio de ventilación de la tapa durante este paso y todo lo que esté dentro de la olla se quemará excepto el carbón (carbón). Ya terminará una vez que no salga gas o humo de la olla.

El carbón en la olla arderá caliente por un tiempo. Déjalo a un lado para que se enfríe por completo. Una vez que el carbón se haya enfriado, transfiera el carbón a un recipiente limpio. Enjuáguelo con agua fría para eliminar los restos y las cenizas restantes. Drenar el agua.

Transfiera el carbón enjuagado a un mortero y luego muélelo hasta obtener un polvo fino. Alternativamente, puede colocar el carbón en una bolsa de plástico y triturarlo hasta convertirlo en polvo con un martillo o un mazo ablandador de carne.

Deje que el polvo de carbón se seque al aire por completo. Déjelo en el mortero durante 24 horas. Si usó una bolsa de plástico, coloque el polvo en un recipiente limpio. El polvo debe estar completamente seco antes de pasar a la siguiente parte.

Activando el carbón

Mezcle cloruro de calcio y agua en una proporción de 1: 3. Prepare suficiente solución para cubrir el carbón por completo. No sobrecaliente la solución. Para lotes pequeños de carbón vegetal, necesitará 100 g de cloruro mezclado con 310 ml de agua. Puede comprar cloruro de calcio en ferreterías, centros para el hogar o minoristas en general.

Si no tiene una solución de cloruro de calcio, use lejía o jugo de limón . Reemplace la solución de cloruro de calcio con 310 ml de blanqueador o 310 ml de jugo de limón.

Transfiera el polvo de carbón a un recipiente de vidrio o acero inoxidable, luego agregue la solución de cloruro de calcio y revuelva. Agregue gradualmente la solución de cloruro de calcio en pequeños incrementos al polvo y revuelva continuamente con una cuchara. La mezcla se convertirá en una pasta cuando se agregue la solución.

Cubra el recipiente para carbón y déjelo a un lado durante 24 horas. No revuelva el carbón. Escurre la mayor cantidad de humedad restante que pueda. El carbón debe estar húmedo pero no saturado.

Cocine el carbón durante otras tres horas para activarlo. Vuelva a colocar el carbón en la olla de metal limpia y colóquelo sobre el fuego. Una vez que el fuego esté lo suficientemente caliente como para hervir agua, se activará el carbón.

Guarde el carbón activado en un recipiente hermético para evitar que le entre aire. Cuando se deja sin abrir, el carbón activado puede absorber gases en el ambiente, lo que puede reducir su fuerza o eficiencia.

Para hacer cápsulas de carbón activado en casa, necesitará una máquina de cápsulas, cuchara de llenado y cápsulas. Puede preparar 100 cápsulas a la vez utilizando una configuración básica de cápsulas. Al comprar cápsulas, verifique la capacidad de su máquina.

Cómo utilizar carbón activado

El carbón activado ayuda a eliminar alérgenos , malos olores, bacterias y contaminantes del aire y el agua. Luego, las sustancias y los olores se acumulan en los poros del carbón.

Protección de la piel

Según los estudios, el carbón activado puede ayudar a atraer micropartículas como bacterias, productos químicos, suciedad, polvo y toxinas a la superficie de la piel, lo que facilita su eliminación.

Siga los pasos a continuación para hacer una máscara de carbón activado:

Consiga un tazón pequeño para mezclar y combina dos cucharadas (30 ml) de arcilla bentonita, dos cucharadas (30 ml) de vinagre de sidra de manzana , una cucharada (15 ml) de cúrcuma, una cucharadita (4,9 ml) de miel y 1/2 cucharadita. (2,5 ml) de carbón activado.

Agregar agua gradualmente a la mezcla hasta que esté suave.

Usar la mascarilla de carbón activado para desintoxicar tu piel y destapar tus poros. Para usar la mascarilla, aplique una capa gruesa de la mezcla en su cara durante 10 minutos, luego enjuague.

Tratamiento de picaduras y picaduras de insectos

Mezclar una cápsula de carbón activado con media cucharada de aceite de coco y aplícarlo en la zona afectada.

Tratamiento de erupciones

El carbón activado también se puede usar como tratamiento para las erupciones causadas por la hiedra venenosa y el roble venenoso, que secretan una sustancia que causa reacciones alérgicas.

Use la misma receta para el remedio para picaduras de insectos anterior. Las propiedades de unión a toxinas del carbón activado y el aceite de coco ayudarán a eliminar las toxinas de la hiedra venenosa y el roble venenoso.

Salud renal

El carbón activado puede ayudar a mejorar la función renal al eliminar las toxinas y los medicamentos no digeridos mediante el filtrado. Se cree que el carbón activado es eficaz para eliminar las toxinas de la urea, el principal subproducto de la digestión de las proteínas.

Aliviar los gases intestinales

El uso de polvo de carbón activado puede ayudar a interrumpir los gases intestinales. Los líquidos o gases atrapados en el intestino pueden pasar fácilmente a través de los poros del carbón activado, neutralizándolos.

Se recomienda tomar al menos un gramo de polvo de carbón activado al menos 30 minutos antes y después de cada comida para aliviar los gases intestinales.

Consideraciones al usar carbón activado

El carbón activado generalmente se considera seguro de usar. Las reacciones adversas son poco frecuentes y raras veces graves.

El uso de carbón activado como remedio puede causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, estreñimiento y heces negras.

Compruebe si sus medicamentos recetados pueden interactuar con el carbón activado. Consulte a su médico si está tomando medicamentos recetados o si tiene problemas de salud continuos.
El carbón activado puede causar manchas, pero el uso de cápsulas de carbón eliminará el riesgo de manchas a menos que se abra. Las cápsulas también facilitan saber qué nivel de dosis está usando.

Compartir