Comer pescado ayuda a frenar el riesgo de depresión

pescado, omega 3

Comer más pescado puede ayudar a reducir el riesgo de depresión, al menos en los europeos, según una nueva investigación.

La asociación entre una dieta a base de pescado y la salud mental parece ser igualmente significativa entre hombres y mujeres, dicen investigadores chinos en el Journal of Epidemiology & Community Health .

La depresión afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo y se prevé que se convierta en la segunda causa principal de mala salud y muerte prematura para 2020.

Varios estudios previos han analizado el posible papel de los factores dietéticos en la modificación del riesgo de depresión, pero los hallazgos no han sido consistentes.

Mirando el panorama más amplio

Por lo tanto, los investigadores combinaron los datos de estudios relevantes publicados entre 2001 y 2014 para tener una visión más amplia de la evidencia sobre el vínculo entre el consumo de pescado y el riesgo de depresión.

Su análisis se extrae de 26 estudios, en los que participaron 150, 278 participantes de todo el mundo.

Después de agrupar todos los datos, surgió una asociación significativa entre quienes comen más pescado y una reducción del 17% en el riesgo de depresión en comparación con quienes comen menos, pero solo para los estudios europeos. Cuando los investigadores observaron específicamente el género, encontraron una asociación ligeramente más fuerte entre el alto consumo de pescado y un menor riesgo de depresión en los hombres (20%). Entre las mujeres, la reducción asociada del riesgo fue del 16%.

Beneficios biologicos

Debido a que los datos se obtuvieron de varios tipos diferentes de estudios, es posible que los datos no se consideren concluyentes. Sin embargo, puede haber una explicación biológica plausible para el vínculo, sugieren los investigadores.

Por ejemplo, se ha sugerido que los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en el pescado pueden alterar la microestructura de las membranas cerebrales y modificar la actividad de los neurotransmisores, la dopamina y la serotonina, los cuales se cree que están involucrados en la depresión.

Además, las proteínas, vitaminas y minerales de alta calidad que se encuentran en el pescado pueden ayudar a evitar la depresión, mientras que comer mucho pescado puede ser un indicador de una dieta saludable y más nutritiva, sugieren los investigadores.

«Un mayor consumo de pescado puede ser beneficioso en la prevención primaria de la depresión», concluyen los científicos, y agregan: «Se necesitan estudios futuros para investigar más a fondo si esta asociación varía según el tipo de pescado».


Compartir