Bulto en el pecho: causas basadas en la ubicación y el diagnóstico

Cancer de mama, Pechos fibroquísticos

Muchas afecciones pueden causar un bulto en el pecho. Algunos son benignos, mientras que otros pueden ser más graves.

Un bulto en el pecho, ya sea en el pecho, cerca del esternón o en otra parte de la caja torácica, es un síntoma común de muchas afecciones diferentes.

Es natural que una persona tenga preocupaciones si encuentra un bulto. Generalmente, un bulto canceroso en la mama se sentirá duro y angular, mientras que un quiste o absceso benigno se sentirá redondo y liso.

Sin embargo, las personas deben consultar con un médico si encuentran algún bulto. Sin la ayuda de un profesional de la salud, puede ser difícil identificar diferentes tipos de bultos y qué podría estar causándolos.

Este artículo revisa las condiciones comunes que causan bultos en el pecho.

Los bultos pueden ocurrir en tres áreas principales:

dentro del tejido mamario
en el pecho
debajo del esternón

Causas de bultos en la mama

Varias condiciones pueden causar bultos en el pecho:

Cáncer de mama

El cáncer de mama puede ser el primer lugar al que va la mente de una persona cuando descubre un bulto.

Un bulto canceroso en el seno tiende a ser irregular, sólido y no doloroso, pero es difícil de evaluar. Una persona debe hablar con un médico si siente un cambio en el tejido mamario normal.

Sin embargo, algunas masas de cáncer de mama pueden ser blandas y dolorosas, por lo que es vital hacerse mamografías con regularidad.

Otros síntomas del cáncer de mama incluyen:

hoyuelos en la piel
dolor en el pezón o el pecho
retracción del pezón, lo que significa que se vuelven hacia adentro
secreción del pezón
hinchazón de los senos
ganglios linfáticos inflamados


Quiste de mama

Un quiste mamario es un saco cerrado lleno de líquido, que es común en el tejido mamario y generalmente no es canceroso.

Los quistes pueden sentirse blandos o duros, pero generalmente son grandes y lisos por fuera. En los senos, los quistes pueden sentirse similares a bultos duros debido al tejido circundante que los cubre.

Si un quiste es benigno y no duele, es posible que el médico no realice ningún procedimiento médico para resolverlo.

Sin embargo, si es grande y causa dolor, un profesional de la salud puede realizar una aspiración con aguja fina para extraer líquido del quiste. Una vez que extraen el líquido, el quiste colapsará, pero puede reaparecer más tarde.

Fibroadenoma de mama

Un fibroadenoma es un bulto no canceroso que comprende tejido glandular y tejido conectivo en la mama.

No son graves y ocurren con mayor frecuencia en mujeres de entre 20 y 39 años. El bulto puede ser pequeño o crecer hasta varias pulgadas de ancho. Son lisos, similares a las canicas, con bordes redondos.

Los bultos son gomosos pero no dolorosos, y se mueven debajo de la piel si una persona los empuja.

Un médico puede realizar una biopsia para confirmar que el bulto es un fibroadenoma y no un tumor.

Varias condiciones pueden causar bultos cerca del esternón:

Lipoma

Un crecimiento excesivo de células grasas desencadena este tipo de bulto en forma de cúpula, que es suave al tacto. Un lipoma no es canceroso y ocurre en aproximadamente el 1% de las personas.

No son dolorosos, pero si una persona experimenta molestias, podría indicar un cambio en el lipoma, lo que puede sugerir cáncer. Sin embargo, esto es extremadamente raro.

La mayoría de los médicos no tratan un lipoma a menos que esté en un área complicada o sea grande e incómoda.

Linfoma de Hodgkin

El linfoma es un tipo de cáncer en el sistema inmunológico, mientras que el linfoma de Hodgkin comienza en los glóbulos blancos.

El síntoma inicial más común de esta enfermedad es un ganglio linfático agrandado que causa un bulto en el cuello, la axila, la ingle o el área del pecho.

Por lo general, no duele, pero puede ser sensible. Si los ganglios inflamados están dentro del pecho de una persona, pueden tener problemas para respirar y toser de manera incontrolable.

Debido a que muchos factores pueden causar hinchazón en los ganglios linfáticos, una persona también debe estar atento a otros síntomas, que incluyen:
fiebre
sudores nocturnos
picazón en la piel
fatiga
pérdida de peso inexplicable.

Los médicos generalmente tratan el linfoma de Hodgkin con quimioterapia y radioterapia.

Causas de bultos debajo del esternón:

Si se presenta un bulto debajo del esternón, existen dos causas comunes:

Hernia epigástrica

Una hernia es cuando un órgano atraviesa los músculos y tejidos que lo mantienen en su lugar, lo que hace que sobresalga en un bulto.

Una hernia epigástrica ocurre justo debajo del esternón. El bulto generalmente consiste en tejido graso, pero el intestino también puede causar protuberancias.

Una debilidad en los músculos del abdomen generalmente causa esta afección y un médico puede recomendar una cirugía para corregir el problema.

Síndrome xifoide

El síndrome xifoides es la inflamación dolorosa del proceso xifoides , la protuberancia del cartílago en la parte inferior del esternón.

Una lesión o uso excesivo debido al trabajo manual puede producir un bulto, pero esta condición es poco común.

Los tratamientos pueden incluir medicamentos antiinflamatorios o inyecciones de esteroides.

Diagnóstico y contacto con un médico

Debido a que muchos factores diferentes pueden causar un bulto en el pecho, hablar con un médico para un examen es crucial, especialmente si el bulto no desaparece por sí solo en unas pocas semanas.

Es probable que el médico realice un examen físico del bulto para verificar sus bordes, tamaño y firmeza.

Luego le preguntarán a la persona qué tan dolorosa es la zona. El médico también puede usar imágenes médicas, como una resonancia magnética , una tomografía computarizada , una radiografía o una mamografía , para ver mejor el bulto.

Por último, si el médico necesita un examen más detallado, puede programar una biopsia. Con este procedimiento, un médico extrae una pequeña muestra del bulto para analizarlo bajo un microscopio o realizar pruebas adicionales.

Resumen

Si bien un bulto en el pecho o la mama puede generar preocupaciones de inmediato, muchos factores pueden hacer que se desarrollen. Si bien algunos pueden ser graves, muchos son benignos y es posible que no requieran tratamiento adicional.

Sin embargo, debe monitorear continuamente un bulto para detectar cambios y consultar a un médico si tiene alguna inquietud. También deben hablar con un profesional de la salud si tienen un bulto que es doloroso o cambia rápidamente de tamaño o forma.


Compartir