Aceites esenciales para la salud y el bienestar

Aceites esenciales

Nuestro sentido del olfato es uno de nuestros sentidos más antiguos. Afecta nuestras vidas y emociones de formas que los científicos apenas han comenzado a explorar.

A lo largo de la historia, se han utilizado aceites altamente concentrados extraídos de flores, hierbas y fuentes animales para calmar o estimular las emociones y mejorar el bienestar. El uso de bálsamos, ungüentos y aceites perfumados está incluso documentado en la Biblia. Históricamente se ha pensado que el olor tiene el poder de curar y repeler el mal y, como tal, ha jugado un papel en los rituales religiosos en muchas culturas.

Para los egipcios, era parte del ritual del entierro y un símbolo de estatus. Los griegos creían que la fragancia los conectaba con los dioses. Los romanos usaban perfumes para la seducción y hierbas como afrodisíacos, mientras que en la Edad Media el perfume se usaba principalmente para cubrir el hedor de las enfermedades.

Sin embargo, el uso moderno de los aceites esenciales como terapia comenzó en la década de 1930 cuando el químico francés René Maurice Gattefosse acuñó el término aromaterapia. Fascinado por los beneficios del aceite de lavanda para curar su mano quemada sin dejar cicatrices, comenzó a investigar el potencial curativo de otros aceites esenciales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, un cirujano del ejército francés, el Dr. Jean Valnet, utilizó con éxito aceites esenciales para tratar a soldados heridos y pacientes en un hospital psiquiátrico. Poco tiempo después, Marguerite Maury, una terapeuta de belleza y bioquímica austriaca, elevó la aromaterapia a una terapia holística cuando comenzó a recetar aceites esenciales como remedio para sus clientes. También se le atribuye la práctica moderna de usar aceites esenciales en masajes.

Hoy en día, la aromaterapia es una frase general para una amplia gama de técnicas de curación, desde masajes hasta hidroterapia, hasta crear un ambiente agradable en una habitación, que implican el uso de aceites altamente concentrados derivados de plantas y flores.

¿Como funciona?

Se cree que los aceites esenciales afectan al cuerpo de dos maneras. El primero y más evidente es a través de su aroma. Los seres humanos tienen la capacidad de distinguir entre más de 10,000 olores diferentes. Pero el olfato es un sentido complejo que implica mucho más que la detección del olor. Cuando inhalamos un olor, estamos absorbiendo una mezcla de sustancias químicas y en los últimos años se ha hecho evidente que estas sustancias químicas pueden afectarnos de muchas maneras.

De todos los sentidos, el olfato tiene la conexión más directa con la mente y las emociones. Todas las fragancias, naturales y sintéticas, pueden atravesar la barrera hematoencefálica (la membrana protectora que rodea el cerebro) y obtener acceso directo al sistema límbico, la centralita emocional del cerebro.

Los estudios han demostrado que la inhalación de fragancias puede provocar cambios tanto en la circulación como en la actividad eléctrica del cerebro.

Aparte de su efecto directo sobre el cerebro, los aceites de aromaterapia también pueden ingresar al sistema sanguíneo a través de la piel (por ejemplo, cuando se usan en masajes), a través del revestimiento de los pulmones (cuando se inhalan) y, más raramente, cuando se toman por vía oral (esto no es un método recomendado a menos que esté bajo la supervisión de un profesional competente).

Una vez absorbidos en el torrente sanguíneo, las propiedades medicinales de los aceites, ya sean antifúngicos, antibacterianos, antivirales o antiparasitarios, pueden comenzar a tener efecto.

Lo que todo esto significa es que la aromaterapia probablemente funcione en la mente y el cuerpo al mismo tiempo. En uso terapéutico existen alrededor de 150 aceites esenciales, destilados de plantas, flores, árboles, cortezas, pastos y semillas.

Cada uno tiene una composición química distintiva y un efecto terapéutico, psicológico y fisiológico único. Algunos son antisépticos, otros son antivirales, antiinflamatorios, analgésicos, antidepresivos y expectorantes. Se pueden utilizar, entre otras cosas, para estimular, relajar, mejorar la digestión y eliminar el exceso de agua.

Lo que todo esto significa es que sabemos mucho sobre la composición de los aceites vegetales y tenemos muchas teorías sobre cómo su aplicación podría ser beneficiosa. Pero la investigación a gran escala no siempre es fácil de conseguir, principalmente porque muchos científicos convencionales descartan la idea de que los aceites esenciales por sí solos puedan ser valiosos. Sin embargo, de la literatura científica han surgido algunos beneficios reales.

Acción antimicrobiana

Se ha descubierto que muchos aceites esenciales, incluidos lavanda, geranio, menta, eucalipto, limoncillo, naranja, clavo y tomillo, ejercen una acción antimicrobiana. Entre los más estudiados de todos se encuentra el aceite de árbol de té, que ha demostrado un gran beneficio en el tratamiento de infecciones fúngicas como el pie de atleta.

En un estudio fue tan eficaz como el medicamento tolnaftato para mejorar los síntomas del pie de atleta. También se ha demostrado que es tan eficaz como el fármaco clotrimazol en el tratamiento de las infecciones por hongos en las uñas. También se ha demostrado, en pruebas de laboratorio, que el árbol del té mata las bacterias Staphylococcus aureus resistentes a los antibióticos. Queda por ver si puede hacer lo mismo en humanos (para obtener una descripción científica de los usos del aceite de árbol de té, consulte aquí ).

Estrés

Se ha demostrado que el masaje con aceites esenciales es eficaz para mejorar el bienestar de los pacientes con cáncer y otras personas hospitalizadas.

En un estudio, 122 personas que estaban en una unidad de cuidados intensivos informaron sentirse mucho mejor cuando se les administró lavanda en comparación con cuando simplemente se les dio un masaje o se les permitió descansar. No se observaron cambios en la presión arterial, la respiración o la frecuencia cardíaca, lo que sugiere que los efectos del masaje fueron muy suaves.

En otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Viena, el aceite de naranja se difundió en la sala de espera de un consultorio dental a través de un dispensador eléctrico.

Los pacientes que estuvieron expuestos al olor de la habitación se compararon con un grupo que no lo estaban en busca de signos de ansiedad, alerta y calma. Los expuestos al olor estaban significativamente más relajados y el efecto fue más pronunciado en las mujeres.

De manera similar, los estudios en estudiantes han encontrado un mayor estado de alerta, mejores estados de ánimo y una mayor actividad de ondas cerebrales y capacidad para resolver problemas matemáticos cuando se exponen al aroma del aceite esencial de romero o lavanda. Lo que aún no se ha determinado es si este efecto es fisiológico o psicológico (aunque algunos argumentarían que realmente no importa mientras funcione).

Insomnio

Debido a que los aceites esenciales se pueden usar para ayudar a la relajación, también pueden ser útiles para ayudar a dormir. En 1991, investigadores británicos de la Universidad de Leicester que midieron los patrones de sueño en los ancianos durante períodos de seis semanas también encontraron que estar en una habitación perfumada era tan eficaz como los medicamentos sedantes.

Otro estudio pequeño pero citado con frecuencia, publicado en The Lancet en 1995, mostró que las personas mayores «dormían como bebés» cuando se bombeaba un aroma de lavanda a sus habitaciones por la noche. Todas estas personas habían tenido dificultades para conciliar el sueño y normalmente tenían que tomar pastillas para dormir antes de la aromaterapia (para una revisión de los usos del aceite de lavanda, consulte aquí ).

Dolor de cabeza

En un estudio australiano de 1996 se descubrió que Tiger Balm, ese ungüento rojo picante infundido con aceites esenciales de mentol, alcanfor, clavo y menta, es tan eficaz como el acetaminofén para aliviar los dolores de cabeza por tensión. También se descubrió que funciona más rápido.

En otro estudio realizado en 1995 en la Clínica Neurológica de la Universidad de Kiel, Alemania, el uso de una combinación de aceite de menta con solo un rastro de eucalipto demostró ser particularmente efectivo para aliviar los dolores de cabeza por tensión. Se cree que la combinación tiene un poderoso efecto analgésico. Agregar más de un rastro de eucalipto a la mezcla no alteró el dolor, pero fue efectivo para aliviar la tensión muscular.

Embarazo y posparto

Los aceites esenciales a menudo se recomiendan como una forma de ayudar a la relajación durante el embarazo y el parto y cuando se usan externamente como una forma de curar cortes y desgarros después del nacimiento.

Los estudios sobre el uso de aceite de lavanda para curar el trauma perineal después del nacimiento muestran resultados mixtos. Pero un estudio único de ocho años en la Universidad de Oxford Brookes que involucró a más de 8000 madres ha demostrado que la aromaterapia es una forma efectiva para que las mujeres manejen los dolores de parto, ayudando a reducir la ansiedad y el miedo maternos, además de inducir una sensación de bienestar.

En este estudio hubo una disminución considerable en el uso de analgésicos opiáceos por parte de las mujeres que usaron aromaterapia. En hospitales universitarios comparables, la tasa de uso de opiáceos para aliviar el dolor es de alrededor del 30%. En el estudio de Oxford fue de alrededor del 0,4%.

Los aceites utilizados en la investigación incluyeron lavanda, incienso, manzanilla, rosa, jazmín, eucalipto, menta, limón, mandarina y salvia. Se administraron de diversas formas, incluido el masaje, en un baño tibio, un baño de pies y como gotas en la frente o la palma.

Repelente de insectos

Muchos textos sobre aromaterapia recomiendan que los aceites esenciales, particularmente la citronela, se pueden usar para detener las picaduras de mosquitos molestos. Hoy en día, algunos repelentes de insectos naturales contienen cantidades de citronela y los químicos también pueden vender velas de citronela para quemar al aire libre y mantener alejados a los insectos.

Se afirma que la citronela, sola o mezclada con otros aceites como el geranio y la palmarosa, es muy eficaz para repeler insectos y los estudios existentes parecen confirmarlo. Uno de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá en 1996 comparó el uso de velas e incienso de citronela con velas simples o sin velas, encontró que la reducción en picaduras con velas e incienso fue 42,3 y 24,2% respectivamente.

Otro estudio realizado en Tailandia en 2001 encontró que varios aceites esenciales como la citronela, la cúrcuma y la albahaca (especialmente con la adición de un 5% de vainillina, derivada de la vainilla) repelieron tres especies diferentes de mosquitos (tanto de día como de noche) durante ocho horas. – haciéndolos tan eficaces como los repelentes convencionales elaborados con el insecticida deet.

Lo que todo esto significa es que la aromaterapia tiene un papel legítimo en la atención médica. A diferencia de muchos tratamientos convencionales, es algo que muchos de nosotros podemos utilizar en casa de forma segura. Si desea probar el uso de aceites de aromaterapia para la salud y la relajación, la prueba en las páginas siguientes le brindará algunas sugerencias simples para hacer sus propias mezclas.

Pruébelo: mezclas de aceites esenciales

Los aceites esenciales son una forma agradable, versátil y portátil de cuidarse. Se pueden utilizar de diferentes formas, por ejemplo:

En el baño

Mezcle su elección de aceite o aceites esenciales en un aceite base ligero, como el aceite de semilla de albaricoque, o en un aceite neutro que se dispersa en agua que puede comprar en algunas tiendas naturistas y de artículos de tocador natural. Alternativamente, mézclelo con una pequeña cantidad de leche entera. Vierta esta mezcla en el baño. Si es posible, intente relajarse en el baño durante al menos 15 minutos.

Para masajes

Una buena forma de abordar los problemas de la piel, los dolores musculares y articulares y la retención de líquidos. Utilice siempre aceites esenciales diluidos en un aceite base ligero como el aceite de almendras.

En compresa

Este método es bueno para hematomas, dolores de cabeza, varices, quemaduras y escaldaduras. Agrega entre 8 y 10 gotas de aceite esencial en media taza de agua. Dispersar bien. Remoje un paño facial en la mezcla y aplíquelo en la parte correspondiente del cuerpo.

Una inhalación

Una opción particularmente buena si tiene un resfriado, tos o cualquier otra dificultad para respirar. Una forma sencilla y portátil de hacer una inhalación es poner unas gotas del aceite elegido en un pañuelo. Envuélvalo en una bolsa de plástico y llévelo con usted para usarlo cuando lo necesite.

En casa, puede hacer una inhalación de vapor con un recipiente con agua caliente y de 5 a 10 gotas de aceite esencial. Inclínese sobre el recipiente con una toalla sobre su cabeza y respire profundamente.

Alternativamente, ahora puede comprar inhaladores de mano, que son pequeños recipientes de plástico, similares a las tazas de café, con una máscara especial que se adhiere a la parte superior.

Baños de pies

Llene una palangana lo suficientemente grande para tomar ambos pies, con agua caliente a mano. Luego agregue 8-10 gotas de su aceite favorito. Esta es una buena manera de calmar los pies después de un largo día. Si tiene los tobillos hinchados, intente seguir el baño caliente con uno frío para mejorar la circulación. Puede hacer lo mismo con las manos doloridas e hinchadas.

Aromas de la habitación

Puede esparcir el aroma de un aceite esencial por toda la habitación usando un quemador de aceite o colocando una o dos gotas en una bombilla fría antes de encender la luz. Si calienta su casa con radiadores, coloque 5 gotas de aceite esencial en un recipiente que contenga un poco de agua y colóquelo encima del radiador.

La forma en que se usa un aceite mejorará su efecto en el cuerpo. Por ejemplo, se sabe desde hace mucho tiempo que el masaje sin aceite esencial mejora estados emocionales como la ansiedad y la depresión, además de reducir los niveles de dolor.

Combinado con aceites terapéuticos correctamente seleccionados, que se pueden inhalar y absorber a través de la piel, su efecto puede ser aún más profundo.

Solo unos pocos aceites esenciales son seguros para usar puros sobre la piel. La mejor manera de utilizar la mayoría de los aceites es mezclarlos en una base o aceite portador. El aceite de girasol simple de su armario de cocina es una opción tan buena como cualquier otra. Otras buenas opciones son los aceites de almendras dulces, albaricoque, semillas de uva, cártamo y avellana.

Para enriquecer un aceite base, intente agregar aceites más pesados ​​como zanahoria, semilla de borraja, aguacate, aceite de onagra, jojoba, germen de trigo o aceites de sésamo. Debido a que son tan ricos y pesados, estos aceites no deberían representar más del 10 por ciento de cualquier mezcla de base.

Este cuadro brinda algunas ideas para mezclas simples de aromaterapia que puede usar en casa. Al mezclar aceites en una base, existe una regla general que dice que no debe usar más de 1 gota de aceite esencial por 1 mililitro. Por ejemplo, una cucharada de aceite equivale aproximadamente a 15 ml; por lo tanto, puede usar hasta 15 gotas. Las mezclas destinadas a bebés y niños deben estar muy diluidas: 2-3 gotas por 15 ml.

Compartir