7 días de desayunos rápidos y saludables

Siete alimentos para potenciar las bacterias intestinales

Las mamás y los nutricionistas están de acuerdo: el desayuno es vital para la concentración, la energía y la resistencia durante todo el día. Es la primera oportunidad de su cuerpo para repostar. Cuando se pierden los nutrientes en el desayuno, rara vez se recuperan durante el día, lo que inicia un círculo vicioso de comer una comida más abundante hacia el final del día y no tener hambre para el desayuno a la mañana siguiente.

Para obtener los nutrientes que necesita a primera hora de la mañana, concéntrese en una mezcla de proteínas y carbohidratos en el desayuno. Los carbohidratos abundantes le darán un impulso de energía para comenzar el día, mezclados con proteínas para que el poder de permanencia mantenga su cuerpo fuerte durante las próximas tres o cuatro horas hasta el almuerzo.

Si no tiene hambre a primera hora de la mañana, comience poco a poco. Pruebe con una pieza de fruta o medio cartón de yogur. Prepárese para el trabajo y prepare un desayuno para comer más tarde. Seleccione artículos para llevar que pueda llevar al trabajo o la escuela, y cuando tenga hambre, saque su desayuno.

Una semana digna de ideas para un desayuno saludable

Pruebe un nuevo menú de desayuno esta semana. Aquí hay algo de inspiración:

Lunes: cereal integral con alto contenido de fibra con plátanos cortados en cubitos y leche baja en grasa o leche alternativa

Martes: un bagel con hummus o mantequilla de maní y una pieza de fruta fresca

Miércoles: un batido de desayuno y un muffin integral abundante

Jueves: avena a la antigua con frutos secos, almendras en rodajas y leche baja en grasa o leche alternativa

Viernes: un burrito de desayuno con salchicha de pavo, pimientos y tomates cortados en cubitos, queso bajo en grasa rallado y salsa con jugo 100% de mango

Sábado: yogur descremado con frutas y cereales

Domingo: Gofre integral congelado, tostado y cubierto con queso ricotta bajo en grasa y fresas en rodajas.

Más ideas para el desayuno

Preparar un desayuno saludable es más fácil de lo que piensa. A continuación, se incluyen algunos consejos e ideas para comenzar:

  • Haga mini panes de calabaza, manzana, calabacín o plátano la noche anterior, luego sirva con un batido de desayuno.
  • Prepare sus tazones y cereales por la noche y estará un paso más cerca de desayunar a la mañana siguiente.
  • Haga una lista de compras y compre artículos para llevar en el supermercado, como cajas individuales de pudín, fruta, puré de manzana, requesón, pasas, paquetes de avena, queso en tiras, sorbos de leche y barras de granola.
  • Compre cereales integrales del tamaño de un bocado.
  • Tenga a mano waffles, bagels y muffins ingleses congelados integrales.
  • Preparar un parfait de yogur. Mezcle yogur bajo en grasa con granola crujiente, frutos secos o nueces.
  • Cubra un paquete de bocadillos con pudín con 1/2 rodajas de plátano y granola para un desayuno de banana split.
  • Tueste un gofre y cúbrelo con yogur y un plátano en rodajas pequeñas.
  • Sirva frutas enlatadas como peras o duraznos con requesón.
  • Coma las sobras de la noche anterior.
  • Crea un batido de desayuno.
  • Desayuna una pizza de frutas.
  • Tostar los panqueques sobrantes y untar con mantequilla de cacahuetes.
  • Enrolle una tortilla con aguacates en cubitos o queso rallado bajo en grasa.
  • Rellenar un bolsillo de pita con ensalada de frutas.
  • Hornee muffins o barras de desayuno durante el fin de semana o la noche anterior. Congele los extras para futuros desayunos.
  • Crear un desayuno no tradicional como una pizza vegetariana casera.
  • Lleve una manzana y un huevo duro para llevar.
  • ¡Recargue energías, empieze bien el día y de una oportunidad al desayuno!

Compartir