13 hierbas medicinales para el jardín de supervivencia

Hierbas

Cultivar su propio medicamento es una forma eficaz de mantenerse saludable. Además, no tiene que preocuparse por los pesticidas y otras toxinas porque tiene un control total sobre la plantación.

Que hierbas plantar

Todas las hierbas son beneficiosas por derecho propio, pero no todas son iguales. Aquí están las mejores hierbas para cultivar en su jardín de supervivencia:

  1. Comino

El comino es una planta herbácea anual que se cosecha comúnmente por sus semillas que promueven la salud. Estas semillas se secan y se utilizan popularmente en la medicina tradicional. Excelente fuente de hierro, ayudan en la digestión, mejoran el colesterol y combaten la inflamación. Los estudios también han demostrado que las semillas de comino ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre .

  1. Eneldo

El eneldo es una planta anual cuyas semillas y hojas se utilizan comúnmente como hierba y especia. Rico en nutrientes importantes como fósforo y magnesio, ayuda a aliviar el malestar estomacal, reducir el colesterol y eliminar el mal aliento.

  1. Albahaca

Considerada como el «rey de las hierbas», la albahaca es una hierba curativa anual que tiene una gran cantidad de beneficios para la salud . Rico en antioxidantes y otros nutrientes importantes, protege contra el estrés oxidativo, el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas. Además, ayuda a tratar la pérdida de apetito, las náuseas, las flatulencias y las abrasiones leves de la piel.

  1. Pimienta de cayena

La pimienta de cayena es una especia aromática que se cultiva comúnmente como planta perenne. Gracias principalmente a su ingrediente activo, la capsaicina, este pimiento acelera el metabolismo, alivia las migrañas y los dolores articulares y reduce el hambre. Usado tópicamente, también ayuda a detener el sangrado en heridas menores.

  1. Manzanilla alemana

La manzanilla alemana es una hierba anual originaria del sur y este de Europa. Usado popularmente para tés e infusiones, ayuda a tratar la ansiedad, la indigestión, las irritaciones de la piel y el insomnio.

  1. Ajo

Ningún jardín de supervivencia estaría completo sin un buen ajo viejo . Para empezar, es una hierba curativa potente con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antitóxicas y antibacterianas. Los estudios han demostrado que el ajo ayuda a tratar la presión arterial alta, combatir el envejecimiento, aumentar la inmunidad y desintoxicar los metales pesados ​​dentro del cuerpo. Además, es fácil de añadir a los platos y crece de forma perenne.

  1. Matricaria

También conocida como manzanilla silvestre y botones de soltero, la matricaria es una planta con flores perennes de la familia de las margaritas. Usado comúnmente en la medicina tradicional, esta potente hierba funciona como un excelente remedio casero para la fiebre y el dolor.

  1. Hierba gatera

Vinculado por su efecto calmante en los gatos, la hierba gatera es un sedante suave de la familia de la menta. Ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad, la tos y la fiebre, además del estreñimiento, los calambres por flatulencia y la hinchazón.

  1. Bálsamo de limón

El toronjil (Melissa officinalis) es una planta perenne que también proviene de la misma familia que la menta. Conocida por sus propiedades calmantes, esta hierba con aroma a limón ayuda a calmar la ansiedad y mejora la calidad del sueño y el apetito. Por vía tópica, también ayuda a curar las picaduras y picaduras de insectos.

  1. Perejil

Una planta bienal, el perejil florece y se siembra en dos años antes de morir. Más que una simple guarnición, también es una potente hierba curativa rica en hierro y otros nutrientes. Aumenta los niveles de energía y la circulación sanguínea de su cuerpo, alivia la flatulencia y trata las infecciones de los riñones y la vejiga.

  1. Salvia

La salvia es un remedio natural popular para una variedad de dolencias. La civilización antigua usaba la salvia para detener el sangrado y tratar úlceras, llagas, tos, garganta irritada y encías inflamadas. La salvia se cultiva comúnmente como planta perenne en zonas cálidas y húmedas y anual en climas más fríos.

  1. Tomillo

Planta perenne, el tomillo se utiliza popularmente en la medicina tradicional, gracias a sus propiedades antisépticas, antivirales, antiparasitarias y antifúngicas. Ayuda a tratar la bronquitis, tos, dolor de garganta y malestar estomacal. También mejora el estado de ánimo gracias a un compuesto llamado carvacrol.

  1. Romero

El romero es una hierba perenne que estimula el cerebro y se cree que mejora la función cerebral. Ayuda a agudizar la memoria, la concentración y el pensamiento, y a combatir el estrés oxidativo en el cerebro. Además, puede aliviar la indigestión y los espasmos musculares y mantener su sistema nervioso en buena forma.

Cultivar su propia medicina proporciona una seguridad muy necesaria durante épocas difíciles.


Compartir