10 beneficios para la salud de las semillas de chía

10 beneficios para la salud de las semillas de chía

¿Quién necesita semillas de lino cuando tienes semillas de chía? Los beneficios para la salud de las semillas de chía superan con creces los beneficios para la salud percibidos de cualquier superalimento en el mercado actual.

Puedes pegarlos en ensaladas, ponerlos en batidos o usarlos en reemplazo de huevos. ¿Mencioné que también son libres de gluten?

Las semillas de chía son pequeñas semillas blancas y negras de la planta Salvia Hispanica que también son miembros de la familia de la menta.

Las semillas de chía se cultivaron originalmente en América Central y del Sur, y se consideraron un cultivo alimentario importante en México y Guatemala.

Dos cucharadas de esta súper semilla contienen alrededor de 140 calorías, 4 gramos de proteína, 11 gramos de fibra, 7 gramos de grasa insaturada (ácidos grasos omega-3) y contienen más del 18% de tu dosis diaria recomendada de calcio. También son una buena fuente de oligoelementos como el cobre y el zinc. Contienen los nueve aminoácidos esenciales necesarios como componentes básicos de las proteínas en el cuerpo.

10 beneficios para la salud de las semillas de chía

Aquí hay 10 increíbles beneficios para la salud de las semillas de chía, ¡y por qué probablemente deberías comenzar a comerlas con más frecuencia!

  1. Excelente fuente de fibra

¡Solo dos cucharadas de semillas de chía contienen 10 gramos de fibra! Eso es mucha fibra, especialmente para aquellos que no obtienen suficiente en su vida diaria.

La fibra tiene algunas funciones excelentes, la más obvia es que normaliza las deposiciones y puede ayudar a remediar la diarrea y el estreñimiento.

La fibra también ayuda a reducir los niveles de colesterol al absorber el exceso de colesterol en el torrente sanguíneo. Incluir solo 5-10 gramos de fibra en su dieta por día es lo suficientemente significativo como para reducir sus niveles de colesterol LDL «malo».

Agregar algunas semillas de chía a su dieta también ayudará a expulsar el exceso de desechos tóxicos del tracto digestivo y puede ayudar a prevenir el cáncer de colon.

  1. Cargado de Omegas

¡Deshazte del pescado! ¡Las semillas de chía contienen siete veces más omegas que el salmón, por gramo! Las semillas de chía están llenas de ácidos grasos Omega-3, que son increíblemente importantes para la salud del cerebro.

  1. Rico en calcio

¿Sabías que las semillas de chía contienen cinco veces más calcio que la leche?

También tienen un alto contenido de otros nutrientes importantes que apoyan los huesos como magnesio, fósforo y proteínas.

Solo una onza de semillas de chía contiene más del 18% de tu dosis diaria recomendada de calcio. 28 gramos de semillas de chía contiene alrededor de 177 mg de calcio, mientras que 28 g de leche contiene apenas 35 mg de calcio.

Con estadísticas como estas, no es de extrañar que las semillas de chía puedan ayudar a proporcionar la nutrición necesaria para mantener la salud de sus huesos.

  1. Reducir la inflamación crónica

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a una lesión. Pero cuando esta respuesta se vuelve crónica, entonces tu sistema inmunológico está en alerta máxima en todo momento. Y esto puede volverse problemático.

Agrega semillas de chía a sus batidos o prepara un pudín de semillas de chía para que este superalimento sea una parte regular de tu dieta.

  1. Gran fuente de aminoácidos

Solo 2 cucharadas de semillas de chía contienen más de 4 gramos de proteína (casi el 10% de su valor diario). Esto es significativo en comparación con otros alimentos de origen vegetal.

Los aminoácidos son compuestos que se combinan para crear proteínas en el cuerpo. Desarrollan músculos, ayudan en la función inmunológica, transportan nutrientes y realizan muchas otras funciones.

  1. Cargado de antioxidantes

Debido a que las semillas de chía contienen grasas delicadas, requieren una gran cantidad de antioxidantes para evitar que se degraden y se pongan rancias (algo así como un mecanismo de protección).

Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres en el cuerpo, que normalmente dañan las células y contribuyen al envejecimiento y enfermedades como el cáncer.

Los antioxidantes también protegen contra enfermedades del corazón, enfermedades pulmonares, muerte prematura y enfermedades oculares relacionadas con la edad.

  1. Reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2

Las semillas de chía ayudan a reducir el colesterol LDL y los triglicéridos mientras aumentan el colesterol HDL (bueno) y reducen la inflamación.

Un estudio realizado por la Clínica Cleveland mostró que las semillas de chía ayudan a mejorar la presión arterial en los diabéticos. Esto no es sorprendente dado el alto contenido de fibra de las semillas de chía que ayudan a reducir los picos de azúcar en sangre después de las comidas.

La combinación de proteínas, omega-3 y fibra hace que las semillas de chía sean un excelente alimento para la salud del corazón.

  1. Mejore el rendimiento del ejercicio

Según estudios antiguos, los aztecas y los mayas usaban semillas de chía para ayudar a impulsar su desempeño durante el día. El contenido de ALA de las semillas de chía también es increíblemente útil en la recuperación posterior al ejercicio en atletas o personas que hacen ejercicio a diario.

  1. Alto contenido de manganeso y fósforo que apoyan los huesos

Las semillas de chía no solo son ricas en calcio, sino que también están cargadas de manganeso y fósforo, dos minerales cruciales involucrados en la salud ósea.

Las personas con niveles bajos de manganeso también suelen sufrir una formación ósea deficiente. El fósforo también ayuda al cuerpo a sintetizar proteínas para el crecimiento y reparación de células y tejidos.

  1. Lucha contra la grasa del vientre

Debido al alto contenido de fibra en las semillas de chía, tienen un efecto estabilizador sobre el azúcar en sangre, lo que en consecuencia combate la resistencia a la insulina (el principal factor que contribuye a la grasa abdominal). Las semillas de chía también nos ayudan a llenarnos más rápido debido a su alto contenido en triptófano, ¡también ayudan a regular el apetito, el sueño y mejorar nuestro estado de ánimo!

Compartir